El gato de Kate Beckinsale, Clive, no se toma de buen humor la nueva publicación de la actriz

El adorable felino es una vez mas víctima del sentido del humor de la conocida actriz británica

Los numerosos fans de la actriz y modelo británica Kate Beckinsale conocen muy bien su trayectoria cinematográfica, desde que esta debutase en la gran pantalla en 1993 con la película ‘Mucho ruido y pocas nueces’ del cineasta Kenneth Branagh.

Conocida sobre todo por dar vida al personaje protagonista de la saga de películas de corte sobrenatural ‘Underworld’, la actriz de 48 años es sin dudas desde hace años una de las actrices mas destacadas de la industria cinematográfica.

Eso la ha llevado a tener una gran comunidad de fans que siguen habitualmente tanto su faceta profesional, como su vida privada. En referencia a esto último, la actriz cuenta con una comunidad de algo mas de cinco millones de seguidores en la red social Instagram, con los que comparte sus próximo proyectos, realiza posados fotográficos o muestra fotos de sus mascotas.

Clive no parece tomarse de buen humor la forma en que le ha vestido la actriz

Precisamente una de las últimas publicaciones de Kate Beckinsale tiene que ver con una de sus mascotas, su gato Clive. La actriz suele colgar en las redes sociales vídeos o fotos de sus mascotas, especialmente del citado felino.

Eso sí, parece claro que a Claire no parece gustarle mucho algunas de las publicaciones que su dueña suele hacer sobre él. Hay que reconocer desde luego, que la última se puede considerar bastante humillante para el pobre Clive.

Y es que Kate Beckinsale decidió publicar tres fotos de su gato, en las que este aparece con una cubierta protectora para la cara y dos grandes manzanas para darle la apariencia de un escote abultado.

Tal y como se puede ver en las fotos publicadas, la cara de Clive parece mostrar claramente su malestar por como le ha vestido Kate Beckinsale para la sesión de fotos. Y es que como ya comentamos, el desdichado Clive suele ser el blanco del inofensivo humor de sus dueña. La actriz ya ha vestido en otras ocasiones a su gato con una serie de extravagantes trajes.