El diestro José Ortega Cano estaría harto del comportamiento de su esposa, Ana María Aldón en ‘Supervivientes 2020’

El torero José Ortega Cano se convertía en protagonista inesperado, sin necesidad de aparecer en pantalla, de ‘Supervivientes 2020‘. Ana María Aldón, su esposa de 42 años, ha dejado muy claro que tiene ‘ansias’ de vivir su segunda juventud, pero quizás al lado del diestro de 66 años, se antoja algo complicado.

Ana María Aldón siempre ha pasado desapercibida por la prensa. Su papel de mujer ‘de’, parece pesarle como una losa de 100 kilos, y durante su concurso en Supervivientes ha llegado a menospreciarse comparándose con la gran Rocío Jurado, “Soy una mierda al lado de Rocío Jurado“.

Este estigma parece haberla llevado por el camino de la amargura, pero cuando llegó a los Cayos Cochinos de Honduras, Ana María dejó salir todo aquello que había reprimido durante años. Unos años dedicados a su familia, y al hijo que tuvo con el diestro.

En realidad yo me siento abuela, pero en ‘Supervivientes’, he perdido los papeles, no sé que habéis hecho conmigo y qué me habéis dado en el agua pero habéis desatado en mi la locura. Aquí me siento como si tuviera 30 ó 32, diez, años menos, ¡por lo menos!”

José Ortega Cano amonesta a su esposa, Ana María Aldón, con un gesto del que se ha percatado la audiencia

Su acercamiento en Supervivientes al también diestro, Antonio Pavón, ha suscitado todo tipo de rumores que a buen seguro no habrán gustado nada a su familia, y menos a su marido, José Ortega. El día que dirección decidía contar a los supervivientes la situación que se está viviendo en España por el coronavirus, la preocupación hizo mella en ellos, pero algunos mensajes de apoyo de sus familiares, aliviaron las inquietudes que surgieron.

Todos recibieron mensajes de sus familiares, o personas muy cercanas, pero hubo una gran ausencia que ese hizo notar, con perdón del ataque de ansiedad de Rocío Flores por no saber nada sobre su madre, Rocío Carrasco. José Ortega Cano no quiso grabar un mensaje para Ana María, y fue Gloria Camila, su defensora en plató, quien tranquilizó a su ‘madrastra’. Un gesto que denota que José Ortega Cano está en una situación incómoda debido al concurso de su esposa.

El gesto deJosé Ortega Cano que hace tambalear su matrimonio con Ana María Aldón