El gesto que confirmaría el ‘adiós’ de la reina doña Sofía a Don Juan Carlos

Doña Sofía no es la primera vez que deja de lucir su anillo de compromiso, pero esta vez parece ser la definitiva

La reina Doña Sofía y el rey emérito Don Juan Carlos, hacía mucho tiempo que se encontraban distanciados. A pesar de seguir siendo un matrimonio, la pareja de reyes hacían vidas por separado desde hace décadas, no en vano, no compartían el mismo techo ya que Sofía convivía con su hermana, Irene de Grecia, mientras Don Juan Carlos lo hacía en otro edificio ubicadla en las dependencias del Palacio de la Zarzuela. 

Siempre fueron rumores, pero se han convertido en realidad. Tras la marcha de Don Juan Carlos de España, se confirmaba que el matrimonio se había roto, aunque no el acuerdo que un día les unió. Educada para ser monarca, la formaron para soportar infidelidades, mantener siempre la compostura con la entereza que debía tener una reina. Esto hizo que Sofía, a pesar de saber que su marido buscaba el amor fuera del matrimonio, aparentara seguir siendo una amante esposa.

Sofía se refugiaba en el Palacio de Marivent, en Mallorca, tras la marcha de Don Juan Carlos a los Emiratos Árabes, peo ella sigue manteniendo su agenda como reina emérita, y eso significa aparecer en diferentes actos públicos.

El significativo gesto con el que doña Sofía oficializa su total distanciamiento de su marido, el e rey emérito Don Juan Carlos

No sólo acude a actos oficiales incluido en su agenda, sino también a evento solidarios con los que apoya a los más necesitados. Ha sido en este tipo de acto donde los medios se han percatado de un detalle que deja claro que su matrimonio es sólo un mero contrato.

La Reina emérita ya no luce su anillo de compromiso. Sí, aquel que un día de 1961 le regaló Don Juan Carlos, lanzándoselo mientras le decía: “Sofi, cógelo” Lo cierto es que no es la primera vez que prescinde de el. Se lo vimos otra vez el año pasado, cuando parecía que ambos habían retomado su relación de pareja, cosa que no fue así. Sofía sólo lo había rescatado de su joyero para apoyar a su marido, en medio de tanta polémica surgida con los paraísos fiscales.

Este podía ser el gesto definitivo que signifique el fin del matrimonio de conveniencia que un día no pudo soportar sobre sus cimientos, el peso de las infidelidades, los paraísos fiscales, las mentiras, las amantes, o los regalos multimillonarios.