Joaquín Prat Cuatro al día

El presentador ha estallado por la forma en que el Gobierno habla sobre los datos de los fallecidos

En los últimos días las cifras de fallecidos por la pandemia del coronavirus en el territorio español han estado variando, después de que el Gobierno haya cambiado el criterio que se ha utilizado desde el comienzo.

Según Fernando Simón, médico epidemiólogo español y director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, ese criterio ha cambiado porque ahora las comunidades tienen menos presión sanitaria y pueden ofrecer datos mas  exactos.

Por ese motivo el Ministerio de Sanidad ha comenzado a poner fuera de esa lista de fallecidos por el coronavirus, a las personas “sospechosas” de padecer la enfermedad. Ese es el motivo que habría provocado ese “baile de cifras”, del que ha estado informando el Gobierno.

Pero esas informaciones ofrecidas por Simon han terminado enojando a muchos. Primero por ese baile continuo de datos, y luego por la forma en que se han referido al número de fallecidos por coronavirus. Es el caso del presentador del programa ‘Cuatro al día‘, Joaquín Prat, quien se ha mostrado enojado con todo esto.

El enojo de Joaquin Prat con los cambios de cifras

El presentador del programa de Cuatro mostró su total indignación por ese “baile de números” y por la falta de respeto a los familiares de los fallecidos:

“Todas esas familias han perdido a una ser querido que tiene que figurar en las listas. No podemos hablar de los muertos como si fuesen las cifras de la lista de la compra, se merecen un respeto.

Según los registros civiles, han muerto 43.000 personas en España en los últimos dos meses y buena parte de ellos serán víctimas del maldito coronavirus. No podemos estar con este baile de números”. 

El desfase de los números de los fallecidos por el Covid-19 que se han estado dando en los últimos días, fue muy evidente en los datos ofrecidos el pasado 25 de mayo. En aquel momento se indicó que en la lista de fallecidos habían 1918 personas menos.