Un incendio desatado en la cocina del restaurante del chef, fuerzan al desalojo del mismo

A finales del pasado mes de junio el chef madrileño y marido de la colaboradora de televisión Cristina Pedroche, Dabiz Muñoz, anunciaba a través de las redes la reapertura de su restaurante DiverXO en Madrid tras cuatro meses cerrado por la crisis sanitaria.

Como muchos otros negocios, el restaurante del cocinero de 40 años ponía fin a unos meses complicados. Varios meses cerrado, tras la desatada pandemia del coronavirus y la declaración del Estado de Alarma.

Desde entonces y tras regresar a la “nueva normalidad”, el local de restauración ubicado en el céntrico barrio madrileño de Chamartín ha estado abriendo sus puertas a sus clientes sin ningún tipo de incidencia, hasta ayer sábado.

Sobre las tres de la tarde de ayer, se declaraba un incendio en la cocina del restaurante madrileño. Este se desató por un problema en el sistema de extracción.

Gran susto aunque por fortuna no se ha tenido que lamentar ningún daño personal

Para sofocar el incendio se trasladaron con mucha rapidez tres dotaciones de bomberos del Ayuntamiento de Madrid. Estos llegaron hasta el hotel Eurobuilding -el restaurante esta en su interior- ubicado en la calle Padre Damián, y sofocaron las llamas en pocos minutos.

También se desplazó hasta el lugar Cristina Pedroche, para comprobar que su marido se encontraba bien y que sucedía lo mismo con clientes, cocineros y todo el personal de servicio que estaba trabajando en ese momento. Todos ellos fueron desalojados al momento.

Afortunadamente no ha habido que lamentar ninguna desgracia personal ni tampoco damos materiales graves. Eso sí, el susto que se han llevado todos los presentes en el restaurante ese momento -incluido Dabiz Muñoz- ha sido tremendo.

A pesar de que tanto Dabiz como Cristina se han mostrado preocupados, ambos han dado las gracias especialmente al equipo del restaurante por su profesionalidad y fidelidad, y también a una de las clientas que ha agradecido la profesionalidad de todos a la hora de desalojar el restaurante.