El grito desesperado de Sandra Crespo ‘GH 12’: “No se nada de mis hijos desde hace 12 días”

Sandra Crespo saltaba a los medios, gracias a su participación en ‘Gran Hermano 12’

Sandra Crespo, la que fuera concursante de la 12 edición de Gran Hermano, formato que ha desaparecido, ha lanzado un mensaje de ayuda para poder contactar con sus hijos. Al parecer, la joven lleva más de 12 días sin saber nada de sus dos hijos y ha tratado de pedir la colaboración de sus seguidores para poder localizarlos.

Desde que Sandra decidiera separarse de su pareja, está viviendo un verdadero infierno. Los niños se encuentra con él este momento, pero no ha podido ponerse en contacto con él, porque hace días que la bloqueó en el móvil y no responde a mensajes ni llamadas.

La ex gran hermana ya ha recurrido a la justicia para poder poner en aviso esta situación. Situación que podría agravarse en el caso de que su ex pareja decida no devolver a los menores a su madre, cuando termine su tiempo de custodia. “Llevo 12 días sin saber nada de mis hijos y veo que voy a estar el mes entero sin saber de ellos” escribía en sus redes sociales, Sandra, para poder saber algo de sus hijos.

Sandra Crespo pide ayuda desesperada en redes por si alguien puede ayudarla a ponerse en contacto con sus dos hijos

La joven asturiana, aprovechaba su visibilidad en Instagram, para hacer este llamamiento: “Llamo y nadie me coge el teléfono. Hasta me ha bloqueado las llamadas. Si alguien los ha visto, que se pongan en contacto conmigo. Esto ya no es sostenible. Necesito saber de ellos. Por favor, necesito ayuda”

Posteriormente afirmaba que toda la situación ya se encuentra en conocimiento de las fuerzas y seguridad del estado, y sólo quiere saber cómo se encuentran los menores, ya que no puede ponerse en contacto con su ex pareja. La de Gijón ha puesto en aviso a los seguidores que vivan en la misma zona, para ayudarla a saber algo sobre esta situación.

Sandra ya ha acudido al Juzgado de Benidorm, donde reside en la actualidad, pero no han podido hacer nada más, hasta que el padre de los niños reciba debidamente la denuncia interpuesta: “Solamente pido hablar con mis hijos. Tienen cinco y ocho años y necesitan hablar con su mamá. Tengo derecho a saber como están”

No es la primera vez que Sandra alza la voz para confesa el infierno familiar por el que está atravesando. En 2019 se separó de su marido por un presunto delito de violencia de género. Posterior confesaba de manera amarga, que quien fuera su marido, había sido absuelto por este delito y que por este motivo, no hay día que no sienta miedo y temor por ella, pero sobre todo, por sus dos hijos.