El hijo de la infanta Cristina e Iñaki, Pablo Urdangarin, sólo y sin el apoyo de sus familiares

El nieto de los Reyes eméritos, no contó con el apoyo de su familia en uno de los días más importantes de su vida

El segundo hijo de la Infanta Cristina e Iñaki, Pablo Urdangarin, ha elegido seguir los pasos de su padre en cuánto al terreno profesional se refiere, ya que es un gran apasionado del deporte de balonmano.

Hace tan solo unos días, Pablo Urdangarin se ha estrenado en su nuevo equipo el HBC Nantes, pero parece ser que su debut tan esperado no ha sido todo lo mejor que el joven esperaba ya que ni su madre la infanta Cristina ni demás familiares han estado presente apoyándolo, en uno de los días más especiales para él.

El joven quien ha trabajado duro para conseguirlo, y dándolo todo de sí para que su carrera deportiva vaya en ascenso, no ha tenido buen pie a la hora de vivir uno de los días más emocionantes de su vida, por lo que ha resultado ser de la forma que nunca esperó…

El sobrino de Elena de Borbón fichaba el año pasado por el equipo alemán de TSV Hannover, pero a mitad de agosto daba un paso más a su carrera fichando por el popular equipo francés HBC Nantes con quien lleva ya entrenando duramente a lo largo de todas estas semanas y su debut ha sido concretamente este fin de semana pasado.

Estuvo más tiempo sentado en el banquillo

Para el primo de la princesa de Asturias este esperado momento de su debut ha sido un poco ‘Chof’ ya que además de no estar presente ninguno de sus familiares para apoyarlo, apenas ha estado fuera del banquillo donde eso sí, no dejó de animar al resto de sus compañeros que jugaban…

Pablo no ha podido encontrar una sola mirada cómplice o familiar para poder sobrellevar mejor su día tan especial y tan agridulce a la vez… Además de que el joven deportista debió sentirse algo triste por su padre, el cual seguramente estaría muy orgulloso de verlo jugar, pero es también consciente que no pueda estar presente por la difícil circunstancia.

Además de su madre, tampoco estuvo la presencia de alguno de sus hermanos, ni la de su tío el Rey Felipe VI ni Letizia, ni nadie de su primos…ni por asomo acudieron ninguno a la gran cita de Pablo Urdangarin.

Quizás no pudieron acudir ninguno de sus familiares debido a la apretada agenda de la familia Real, ya que bien sabido es, que acabado el verano, vuelve todo a  la normalidad y tal vez no encontraron hueco para estar al lado de Pablo Urdangarin, el cuál ese día no se sintió seguramente apoyado por nadie de su familia.

No pudo ir a visitar a su padre y a su abuelo

Cierto es también que Pablo no pudo visitar a su abuelo don Juan Carlos tras su reciente y delicada operación, por estar entrenando en su nuevo equipo. Tampoco pudo visitar a su padre Iñaki a prisión, mientras que sus hermanos sí lo hicieron con su madre, la infanta Cristina.

El hijo de la infanta Cristina e Iñaki, Pablo Urdangarin, sólo y sin el apoyo de sus familiares