La hija de María Teresa ha hecho público su total apoyo a su amiga Mila, en un momento muy difícil para ella

El pasado miércoles 17 de junio durante la emisión del programa ‘Sálvame’ que presentó Jorge Javier Vázquez, conocíamos una noticia que nadie hubiera deseado dar. Esta se producía cuando una de las colaboradoras habituales del programa, Mila Ximénez, conectaba por vía telefónica.

La ex del tenista Manuel Santana, cuya ausencia en las últimas semanas se había hecho muy notoria, anunció entre lágrimas que padece cáncer de colón. La noticia dejaba afectados a todos sus compañeros de programa, especialmente a Lydia Lozano -las lágrimas caían por sus mejillas- y a Rafa Mora.

Desde que Mila diera a conocer su enfermedad de forma pública, la colaboradora de 68 años no ha dejado de recibir multitud de mensajes de apoyo, fuerza y ánimo para luchar contra la enfermedad.

Compañeros de trabajo, amigos, personas famosos y desconocidas se están volcando de lleno con la sevillana. Mila confesaba como es lógico estar asustada, pero lanzaba un mensaje de optimismo al decidir hacer frente a la enfermedad con el apoyo de sus seres queridos, sus amigos y todas las personas que se están volcando con ella.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Mila Ximenez (@milaximenezoficial) el

Terelu Campos se vuelca con Mila y le da un significativo consejo

De entre todos los mensajes de apoyo a este duro momento que esta atravesando la colaboradora andaluza, uno de los más destacados es el que le ha dejado su íntima amiga Terelu Campos.

La hija de María Teresa y hermana de Carmen Borrego, fue una de las primeras personas a la que Mila decidió revelar que padecía cáncer. Recordemos que Terelu ha tenido que superar en los últimos años hasta dos tumores.

Ayer sábado en el programa ‘Viva la vida‘ donde trabaja como colaboradora, Terelu aprovechaba para mandar un importante mensaje a su amiga en esa lucha contra el cáncer.

Terelu comento que cuando tuvo que afrontar su primera lucha contra el cáncer, decidió hacerlo sola sin sus seres queridos, algo que no quiere que haga Mila:

“La primera vez me dejé ayudar muy poco y me comí sola toda esta enfermedad y me manifesté lo menos posible. Es mucho más fácil hacerlo con las personas que te quieren y, además, que te quieren ayudar”.