La hija del cantante madrileño ha decidido dar un cambio original a su aspecto

Hace poco mas de un mes Manuela Sanz, la hija mayor del cantante madrileño Alejandro Sanz y la modelo mexicana Jaydy Michel, inauguraba su perfil en la conocida red social Instagram.

En este corto espacio de tiempo la joven, que ya cuenta con casi 48.000 seguidores, ha demostrado sobre todo ser muy activa en las redes sociales. En ella ha publicado fotos acompañada de su padre, sus hermanos y sus amistades.

También ha respondido en muchos casos a las preguntas que suelen hacer sus fans sobre su familia o sus gustos. Entre esos miles de fans la hija de Alejandro Sanz también tiene seguidores mediáticos, como el cantante Miguel Bosé o la modelo y presentadora Sara Carbonero.

Manuela celebraba en México recientemente su 19º cumpleaños. Lo hacía justo un mes después de inaugurar su perfil en la citada red social. Hay que recordar que la hija de Sanz vive hace años con su madre en el país mexicano, la pareja de esta y su hermano.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Manuela (@manuela.snzm) el

Cambio de look y talento innato en distintos campos

Precisamente tras cumplir los 19 años y, como apertura de una nueva etapa de su vida, la joven ha decidido cambiar su aspecto. La joven, que desde hace años ha cambiado su aspecto de forma original -melenas midi, coletas, trenzas, flequillo y teñidos de rubio y rosa-, ha vuelto con otro look muy atrevido.

En esta ocasión Manuela ha cambiado algo su melena, al teñir un mechón de su pelo de color menta. Así lo aseguraba en las redes la propia joven: “Me quité el rubio que tenía en el flequillo y me puse color menta en un mechón de abajo”.

Parece claro que el arte es uno de las cualidades destacadas de Manuela. La joven esta demostrando un talento innato para la pintura, el yoga y la música. En este último campo, Manuela toca muy bien el piano y posee muy buen oído y voz.