El mal trago de la reina Doña Sofía durante su estancia en Marivent

La reina Doña Sofía se encuentra pasando unos días en Mallorca, en el Palacio de Marivent

Doña Sofía no se encuentra en un buen momento anímico. Quienes la conocen saben que está sufriendo por la marcha de Don Juan Carlos de España. Ya no por el hecho de haberse machado de su lado, sino la manera y el motivo que ha originado tan drástica decisión.

El rey emérito emitía un comunicado en el cual anunciaba que se iba del país para no enturbiar el reinado de su hijo, el rey Felipe VI, a quien le ha agradecido su trabajo para todos los españoles. Poco se sabe del emérito desde que decidió poner tierra de por medio, las rumores sobre en qué país podría haber recalado, se disiparon cuando Casa Real emitía una breve nota de prensa en la que anunciaba que Don Juan Carlos se encontraba descansando en los Emiratos Árabes Unidos.

Doña Sofía, mientras tanto, es la gran damnificada de este proceso de limpieza de la Corona, quien ha visto como, de la noche a la mañana, su marido la ha dejado sola, teniendo que lidiar con las cámaras, los focos y el qué dirán. Esto último es lo que menos tiene que importarle, pero lo cierto es que desde que llegó a Mallorca, poco se ha prodigado más allá de las lindes del Palacio de Marivent. La podíamos ver hace unos días soltando unas tortugas marinas, con una actitud muy amable y sonriente.

Las tumbas de los padres de Doña Sofía de Grecia, el rey Pablo y la reina Federica, víctimas de actos vandálicos

Ahora, Doña Sofía ha tenido que afrontar otro disgusto relacionado con su familia. En el palacio de Tatoi, Atenas, se encuentran los restos de los padres de la reina, el rey Pablo y la reina Federica. Sus tumbas aparecieron este mismo lunes, con evidentes signos de violencia, con cruces destrozadas y pintadas sobre las lapidas.

La policía griega se encuentra investigando este suceso de vandalismo y aún se desconocen los motivos y quienes son las personas que han causado este daño material y moral. Doña Sofía y su inseparable hermana, Irene, se encuentran de retiro veraniego en Mallorca, en el Palacio de Marivent, donde se han enterado de tan triste noticia y desde donde ambas se apoyan la una a la otra.