El motivo por el que el padre de Anabel Pantoja, Bernardo Pantoja, no acudirá a su boda

Anabel Pantoja, sobrina de Isabel Pantoja, contraerá matrimonio el próximo mes de octubre con Omar Sánchez

En la vida de Anabel Pantoja han cambiado muchas cosas. La relación con su familia ya no es la misma, aunque algunos miembros de su familia traten de ocultar lo evidente. Kiko Rivera abría la caja de Pandora que contenía todas las luces y las sombras que se esconden tras los muros de la polémica finca que un día perteneció a Paquirri, Cantora.

Es aquí donde se refugia la tía de Anabel, Isabel Pantoja, y desde aquí trata de recomponerse de las duras crítica que su hijo, Kiko Rivera, le lanzó desde un plató de televisión. Un duro varapalo que ha terminado con una fulminante demanda de Kiko Rivera, a su tío, Agustín Pantoja.

Para Anabel tampoco ha sido nada fácil este enfrentamiento entre su primo y sus tíos. Le ha pasado factura el haber mantenido ‘neutral’, aunque era un secreto a voces que la Influencer era más partidaria de la tonadillera y de ‘tito’ Agustín que de su primo.

Anabel Pantoja cambia los planes de su boda debido a la pandemia y al cisma en su familia

La pandemia del coronavirus ha cambiado la vida y los planes de muchas personas. Anabel y Omar Sánchez pensaban contraer matrimonio el año pasado, en Sevilla y con nada menos que 300 invitados. Han tenido que replantearse sus planes y ahora su boda no será en una finca en Sevlla, sino que será en la playa, y en la isla canaria de La Graciosa: “Es una boda íntima, yo voy a invitar a los míos y él a los suyos. A mí me encantaría que vinieran todos, pero sé que es imposible”

Bernardo Pantoja, padre de Anabel, no podrá acudir a su boda con Omar Sánchez

El tema de la boda de Anabel siegue siendo un activo en los diarios de ‘Sálvame‘. La joven prima de Kiko Rivera dio detalles sobre cómo será su enlace, alejada de su Sevilla natal, y adelantó que su padre, Bernardo Pantoja, será el gran ausente.

Al parecer, sus problemas circulatorios que provocaron la amputación de una de sus piernas, podrían ser la causa por las que no podría acceder a la zona donde se celebrará el enlace. Aún así, Anabel seguirá adelante con su enlace en la playa, pese a que es un claro impedimento para su padre. Según contaba Anabel, ha pensado en su padre y en la familia que no podrá desplazarse a la isla del archipiélago chinijo: “El año que viene me casaré en Sevilla y ahí ya podrá acudir mi padre”

Kiko Hernández, siempre incisivo con la sobrinísma, le respondía con una disyuntiva que le molestó mucho: “¿Y si a tu padre le pasa algo y el año que viene no puede ir?” Muy agitaba y visiblemente cabreada, Anabel se marchaba del plató espetando: “¿Me vas a dar lecciones tú a mí? ¿Eres tú el mejor padre del mundo?”