El rey don Felipe VI

El Código Civil no deja aceptar o rechazar una herencia sin haber fallecimiento

El pasado domingo, en medio de la gran crisis que se está viviendo sobre el coronavirus, la Casa Real emitía un comunicado que dejaba a todos impactados. Se anunciaba entonces la renuncia por parte de Felipe VI, en el que se podía leer lo siguiente:

A la herencia de Don Juan Carlos que personalmente le pudiera corresponder, así como a cualquier activo, inversión o estructura financiera cuyo origen, características o finalidad puedan no estar en consonancia con la legalidad o con los criterios de rectitud e integridad que rigen su actividad institucional y privada y que deben informar la actividad de la Corona“.

Por lo cual, a estas alturas, es evidente que el rey Felipe VI continúa siendo el heredero de su padre, a pesar de rechazar su herencia esta semana. El motivo no es otro, que en nuestro Derecho no es posible aceptar o rechazar una herencia sin que exista un fallecimiento. Así lo establece el Código Civil en su artículo 991.

Este artículo explica que: “Nadie podrá aceptar ni repudiar sin estar cierto de la muerte de la persona a quien haya de heredar y de su derecho a la herencia”.

¿Qué es lo que quiso anunciar realmente el rey Felipe VI en su comunicado oficial?

Por tanto, esta renuncia –repudio (en la jerga jurídica), de momento, ni existe ni puede existir, solo se trata de un anuncio de intención. Las herencias sólo se entienden aceptadas o rechazadas una vez que la persona que lega ha fallecido y no antes.

Por ello, lo que quiso manifestar el rey Felipe VI el pasado domingo 15 de marzo hizo, a través de un comunicado oficial es que renunciará a la herencia de Juan Carlos I cuando fallezca el rey emérito. 

Por tanto, el rey Felipe VI continúa siendo el heredero, al menos de la legítima, de la que nunca podrá ser desposeído, del patrimonio que deje tras su fallecimiento el rey emérito, Juan Carlos I.

Es evidente, que el rey Felipe ha tomado la drástica decisión de renunciar a la herencia de su padre y se lo ha comunicado, pero la verdad es que no ha llegado a renunciar a la herencia a día de hoy, ya que legalmente no está autorizado a ello.

El motivo por el que el Rey Felipe VI no puede renunciar a la herencia de su padre, el rey emérito Juan Carlos
El rey don Felipe VI