Marta López Álamo y Anita Matamoros mantienen una guerra “unilateral” según la novia de Kiko Matamoros

Marta López Álamo ha recrudecido el conflicto que mantiene con Anita Matamoros, hija de su pareja, Kiko Matamoros. Si hasta ahora había optado por la discreción y el silencio, ahora concede exclusivas hablando de la hija de su pareja a la que no le tiene que hacer mucha gracia que haya cobrado por hablar de ella.

Lo cierto es que se ha rumoreado mucho sobre la guerra que mantienen ambas Influencers y que parece no tener fin. En ‘Sálvame Diario’ llevan días desgranando este tema que parece tocarle muy de cerca ya que ahora Kiko Matamoros ha comenzado una cruenta contienda contra María Patiño, el azote del polémico colaborador de televisión. María no se ha callado ni una y todo la información que le llega respecto a Anita, que no es poca, la cuenta en el famoso programa de Telecinco, o en su programa de fin de semana, ‘Socialité.

Fue aquí donde la presentadora gallega habló largo y tendido sobre el posible origen del conflicto que hay entre la modelo y la Influecer. Revelaba así, que según testimonios de personas muy cercanas a ellas, Marta tendía una “enfermiza obsesión” con Anita Matamoros y todo lo que ella tiene. No en vano y según lanzaba en exclusiva María Patiño, el actual novia de la hija de menor de Makoke habría tenido un alguna relación con Marta en el pasado.

El origen del conflicto según Marta López Álamo

Pero según ha comentado Marta en la revista ‘Lecturas‘ el origen en otro bien distinto. Hace unos meses apareció una información sobre un centro de belleza al que acudían Makoke y Anita, y curiosamente comenzó a ir Marta López. Según aseguraba Kiko Matamoros, su hija se habría enfadado y vetado a Marta en este centro de belleza.

Ahora Marta revela el origen de conflicto donde todo estalló por lo aires:Ana intentó vetarme, pero yo seguía yendo a la peluquería, aunque sin colgar nada en redes sociales. . Kiko me decía que por qué tenía que dejar de ir porque su hija lo dijese. No coincidía con ellas para evitar conflictos”.”

Pero un día el destino quiso que ambas coincidieran en este negocio, y lo que ocurrió después solo ellas parecen saberlo: “Me crucé con ella por error y Ana volvió a exigir que yo no fuese. Fui yo la que dije: “No voy”. Es lo que dice la peluquera en los audios que ha sacado Kiko para defenderme. Además, normalmente yo iba a la peluquería de Roberto Alegre”

Lo cierto es que aunque Marta asegure que la guerra que mantiene con Anita es “unilateral“, con esta entrevista le ha asestado un golpe bastante fuera y bajo a la hija de su pareja, quien en muy contadas ocasiones ha habido de ella en los medios.