El peor momento de José Fernando en el psiquiátrico tras saber que su libertad se retrasa un año más

El hijo de José Ortega Cano y de la fallecido tonadillera, Rocío Jurado, José Fernando, no estaría pasando por su mejor momentos desde que ingresara en el centro psiquiátrico San Juan De Dios

José Fernando no está pasando por su mejor momento personal ni anímico. El joven hijo del diestro José Ortega Cano y de ‘la mas grande’, Rocío Jurado, ya se había hecho a la idea de retomar su libertad este mismo año.

Ya tenía hecho algunos planes para cuando pudiera pisar la calle e insertarse en la sociedad. Según adelantaba su padre en una de sus últimas visitas a su hijo, éste se había interesado por comenzar a estudiar informática, un campo que siempre le ha fascinado. Además quería retomar su vida en pareja con Michu, madre de su única hija, Rocío.

Pero sus planes se han truncado por completo y tendrá que postergarlos para dentro de un año. Esta ha sido la decisión de un juez, quien ha impedido que José Fernando vuelva a incorporase a la sociedad. Según apuntaban diversas medios, el hermano de Gloria Camila había avanzado mucho en su tratamiento para dejar sus adiciones y controlar su ira.

El pasado 17 de junio celebraba su 29 cumpleaños alejado de su familia, y recibiendo la peor noticia posible. Michu y su hija han querido visitar a José Fernando y así infundirle ánimos ante esa mala noticia.

José Fernando ha dado un paso atrás en su buena evolución en el psiquiátrico

Jaleos ha tenido la oportunidad de hablar con una persona cercana a la familia de Ortega Cano, y ha arrojado algo de luz a la difícil situación de José Fernando. Revelaba que la reacción a esta noticia por parte del joven no fue nada buena, como era de esperar. Además de desvelar cómo se ha tomado esta noticia el más afectado, también ha comentado que quizás la decisión de retrasar la puesta en libertad del joven se debe a un cambio en su conducta.

Su evolución siempre había sido muy positiva y por este mismo motivo se le iba a conceder la libertad, pero de un tiempo a esta parte, al parecer José Fernando ha vuelto a mostrar una actitud más “más irascible“, algo que podría haber sido clave para decidir si podía incorporarse a la sociedad, según apunta el informante al medio ‘Jaleos‘.

“Es un joven de fuerte carácter y a la mínina salta. Se le han ido imponiendo castigos y sí, el último es que no podrá recibir llamadas familiares hasta después del verano” Lo cierto es que José tendrá que espera un año para que se le vuelva a someter a una revisión para poder recobrar su tan ansiada libertad.