Alejandra Rubio se ha puesto ella sola en una complicada situación tras enfrentarse a su tía, Carmen Borrego, en ‘Viva la Vida’

Alejandra Rubio, hija de Terelu Campos y de Alejando Rubio, se ha metido en la boca del lobo. El enfrentamiento que ella misma ha provocado con su tía, Carmen Borrego, la ha posicionado en una complicada situación de la que ahora le va a ser difícil salir. Cuando ella decidía dar el salto a la televisión, nunca pensó que sería su propia familia quien le pondría piedras en el camino.

A decir verdad, fue ella quien, pagando el precio de su juventud y poca experiencia, se fue de la lengua cuando confesaba en directo en el programa donde colabora los fines de semana, ‘Viva la Vida’, que tenía un problema en la relación con su tía. A partir de aquí se ha abierto una caja de Pandora que Terelu, la ‘apagafuegos‘ del Clan Campos, no ha podido cerrar.

Las exclusivas que ha concedido Carmen Borrego a su revista de cabecera, han provocado un cisma en el núcleo familiar, y Alejandra ha sido la única que se ha enfrentado en público a ella. Pero como ya viene siendo más que habitual en televisión, de una grano de arena se hace una inmensa montaña que se está llevando por delante a la más joven y novata del clan más mediático de la prensa rosa.

Alejandra Rubio, superada por la situación, rompe a llorar en ‘Viva la Vida’

Nadie dijo que el salto de las redes e internet a televisión fuera fácil, y era lo que no quería Terelu Campos para su hija. De todo es sabido que ésta sólo quería que su hija se centrara en sus estudios y siguiera con su vida, alejada de las cámaras de televisión. Pero la inquieta ‘Ale‘ le tiraba mucho verse en la gran pantalla para seguir así, la estela de su familia.

Su última intervención en ‘Viva la Vida‘ en la que volvió a enfrentarse a su tía, la llevaron a una situación límite, rompiendo a llorar. Carmen trataba de calmarla pero la joven se mostraba abatida y superada por la situación que estaba viviendo en pleno directo: “Si yo tengo algo que ver en que ella lo pase mal, que sepa que tiene mi apoyo incondicional. Mi ayuda la tienes. Si en algo te he molestado o he dicho algo de malas maneras, vuelvo a repetirlo, pido disculpas” 

Alejandra ha pecado de ‘nueva’ y ha caído en las argucias de sus compañeros de plató, como el veterano curtido en polémicas, Kiko Matamoros, quien la ha dejado ‘vendida‘ a su familia. Y es que pertenecer al clan Campos puede ser toda una ventaja, pero también una pesada losa que tienes que levantar para poder labrarte una carrera profesional.