Telma Ortiz y Robert Gavin/GTRES

La hermana de Letizia Ortiz ha pasado de estar alejada del foco mediático a aparecer en diversos actos públicos

Telma Ortiz ha vuelto a demostrar el radical cambio de actitud  que ha vivido en este último año. La hermana de la reina doña Letizia ha pasado de demandar a los medios a aparecer en diferentes actos públicos.

Hace algún tiempo, Telma decidía demandar a 50 medios de comunicación, acusándolos de vulnerar su derecho a la intimidad. Esta querella fue desestimada por tratarse de la hermana de la que por entonces era Princesa de Asturias. Tuvo incluso que hacer frente al pago de las costas, que le supusieron un desembolso de entre 40.000 y 60.000 euros.

Sin embargo, la relación sentimental que la une a Robert Gavin Bonnar parece haber otorgado a Telma un estado de felicidad completa y reconciliación con los medios. No solo ha vuelto a creer en el amor sino que además ha hecho habitual su aparición en los actos públicos. Esta transformación deja claro que está atravesando una etapa personal muy dulce y con mucha felicidad.

Telma Ortiz se deja ver en familia en un centro comercial

La última aparición en público de Telma Ortiz la publicó la revista Pronto. En ésta se puede ver a Letizia Ortiz acompañada de su hija y Robert, paseando por un centro comercial. Junto a ellos también iban los dos hijos que el abogado tiene de su anterior pareja, Sharon Corr, la cantante del grupo The Corrs,  y con los que Telma mantiene una excelente relación.

Durante su paseo por el centro comercial, se pudo ver a Telma disfrutar en una actitud de lo más divertida, saltando y corriendo por el recinto como si de una niña se tratara para terminar todos juntos comiendo una pizza en un conocido restaurante.

Aunque la vida privada de Telma Ortiz sigue siendo un misterio, es cierto que su actitud está siendo más cercana y está dispuesta a acudir a actos públicos y no quedarse en un segundo plano.

El radical cambio de Telma Ortiz, hermana de la reina Letizia Ortiz, que no pasa desapercibido
Telma Ortiz y Robert Gavin/GTRES