Paz Padilla 'Sálvame' Carlota Corredera

La vuelta de la gaditana no será nada fácil, tras su decisión de apartarse temporalmente del programa por la pandemia

Cuando el Gobierno español decidió decretar el Estado de Alarma el 14 de marzo, una de las presentadoras que desapareció de la pequeña pantalla fue la humorista gaditana Paz Padilla.

Padilla, una de las presentadoras del programa ‘Sálvame‘ junto a Jorge Javier Vázquez y Carlota Corredera, tomó en ese momento la decisión de pasar esta cuarentena encerrada en su casa de Pozuelo de Alarcón.

Allí ha pasado el confinamiento acompañada de su hija Anna, su marido y una de sus hermanas. Ahora, casi dos meses después de tomar esa decisión, la gaditana esta preparada para regresar al programa.

Sin embargo, no parece que ese regreso vaya a ser fácil para Padilla. El programa ha estado presentado en estos dos meses por Jorge Javier de lunes a miércoles, mientras que los jueves y los viernes lo presentaba Carlota,

Una complicada relación entre ambas presentadoras

Paz Padilla, que ya ha pasado por la clínica Quirón para someterse al test del coronavirus, esta dispuesta como indicamos a regresar al trabajo. Pero ese regreso será más complicado de lo que en un principio se pensaba.

Aunque el programa solo ha contado con dos de los tres habituales presentadores, ha funcionado como una balsa de aceite desde su ausencia. Tal y como se apunta en la revista Lecturas, el regreso de la gaditana hará perder el protagonismo que ha ganado durante estas semanas Carlota Corredera.

De sobra es sabido que la relación entre ambas presentadoras no es buena. Ambas mantienen una relación distante en los últimos años, tal y como reflejaba la presentadora viguesa en una entrevista en 2015: “Con ella hubo mal rollo al principio. Es una persona sin diplomacia y pone filtros a los colaboradores. No tiene relación con ellos fuera de la tele”.

A esto se une un caso reciente que indica la citada revista. Paz Padilla debía incorporarse al trabajo el pasado 7 de mayo. Sin embargo poco antes de que el programa comenzara, la gaditana se puso en contacto con los responsables del programa para comunicar que no podía acudir.

Eso hizo que Carlota tuviera que salir de su casa con rapidez, para dirigirse hasta el plató de Mediaset y poder presentar el programa.