Anita Matamoros no podrá pasar por quirófano para operarse el pecho debido a deficiencias en su analítica

Anita Matamoros, la hija pequeña de Makoke y de Kiko Matamoros, ha sufrido un duro revés en sus planes tras haberse cancelado su operación estética de pecho. Ella misma confesaba hace unos días que tenía pensando pasar por quirófano este martes 19 de mayor, para someterse a una nueva operación que arreglaría ciertos aspectos de su pecho.

Antes de entrar en quirófano hay que realizar un protocolo médico que consiste en varias pruebas médicas, entre ellos un hemograma que confirme a los especialistas médicos que se está en condiciones para superar con éxito la intervención quirúrgica.

Anita, quien mantiene a su más de 535.000 seguidores en Instagram, muy informados, subía un vídeo explicativo donde detallaba los pormenores de esta segunda operación estética de pecho. Su primera operación de pecho fue en 2018, cuando con sólo 18 años quiso eliminar un complejo que arrastraba desde que era adolescente: Se sometió a una reducción de pecho ya que el peso le había provocado problemas de espalda.

Ahora y dos años después de esta primera íntervención, Anita confesaba que quería volver a someterse al bisturí, porque volvía a tener complejo físico por su pecho. Tras dos años, sus pechos habían caído rendidos de nuevo a la gravedad.

Uno de los dos pechos me ha quedado con una cicatriz muy fea porque no llegó a curarse del todo bien  y no me gusta estéticamente. Además, cuando me operé las tenía súper bien, pero dos años después se me han vuelto a caer un poco” aseguraba en este vídeo.

La operación de Anita se he cancelado hasta que sus niveles de hierro se normalicen

Tras la opción de pecho de su madre, Makoke, quien se puso implantes para poder mantener el pecho firme, Anita también ha optado por colocarse prótesis que ayuden a que el pecho no caiga con tanta facilidad.

La joven tenía planeado pasar este martes por quirófano pero va a tener que pospostenerlo hasta que las analíticas les salgan normal. Y es que su médico detectó que no tenía el nivel de ferritina suficiente para poder someterse a una cirugía. Ella está tranquila, ya que el médico sólo le ha prescrito tomar hierro y esperar que los niveles se normalicen para poder realizares este retoque estético por el que tanto había esperado.