El romance de la reina Letizia Ortiz por el estampado floral que nos encanta

El Flower Print es uno de los estampados más usado y recurrentes en los estilismos de la reina Letizia Ortiz

La reina Letizia Ortiz tiene verdadera fijación por las flores, y así la hemos podido ver en numerosas ocasiones luciendo vestido y prendas con este estampando floral por las que tanto apostaba Kenzo.

Lo cierto es que es un amor que viene de lejos. Ya sea en vestidos, en chaquetas o faldas, estampadas o bordadas, este primaveral motivo ha formado parte de sus estilismos desde siempre. De su etapa como Princesa de Asturias a sus años actuales como reina.

El estilo de doña Letizia es siempre observado con lupa y, aunque no de deba hacer, ya que mirar las modas de antes con la visión actual es muy injusto, lo cierto es que la versión actual de Letizia, es sin duda la mejor. La Reina está cómoda en su cuerpo, conoce sus fortalezas y debilidades y cada vez es más difícil “pillarla en un renuncio”.

Vestidos floreados, su gran baza

La gran variedad de prendas que esconde el armario de la Reina solo lo saben su estilista y ella. De vez en cuando Letizia sorprende vistiendo una prenda de temporadas anteriores añadiendo complementos nuevos. O, simplemente, modificando zapatos o bolso. Lo cierto es que la tendencia de nuestra Reina de reutilizar prendas es muy alabada.

Sin embargo es de agradecer que, de vez en cuando, continúe sorprendiéndonos con vestidos como el del otro día. Un Carolina Herrera en tono azul cielo que recordaba bastante a otro que lució la actriz Nicole Kidman en una alfombra roja. Normal ya que ambos eran de la misma firma. Numerosos vestidos ha lucido nuestra reina y muchos de ellos pueden presumir de haber sido lucidos en diferentes ocasiones.

Letizia Ortiz y un vestido muy similar al de Nicole Kidman

Una vida sana y ordenada

Pero no es tan fácil como parece poder seguir usando el mismo vestido pasados unos años. No tanto por la moda, que es voluble pero siempre vuelve, sino porque mantener tu físico igual no es tarea fácil para nadie.

La Reina juega con una importante baza y es que es una persona muy disciplinada. Tiene 48 años, pero cualquiera lo diría ya que mantiene la misma energía que cuando la conocimos a través de la televisión.