‘El Secreto de Puente Viejo’ avance 2148: La pandemia podría acabar con la vida del pueblo

En el avance del capítulo 2148 de El Secreto de Puente Viejo para el viernes 23 de agosto: Carmelo y Melitón investigan la enfermedad del ganado.

Comprueban acequias y el agua de consumo para los humanos. Lo que encuentran constatan lo que sospechaban: el agua ha sido manipulada.

Matías comenta lo que todos piensan: el posible culpable es García-Morales. Carmelo ordena localizarlo y ver cómo reacciona ante la noticia. Esto les indicará si está implicado. Carmelo comunica la peor noticia a Raimundo, Melitón y Severo: las personas están empezando a enfermar. Se percatan que se enfrentan a una pandemia.

Esther logra que Berengario y su madre se encuentren en la casa parroquial. Una trampa bien orquestada para que Son Anselmo los pille en una posición comprometida. Este censura a su amigo. D. Berengario y Marina  hablan de la situación. Ella le confiesa su deseo de marcharse, pero no lo hará sin su hija. El cura aprovecha para comentarle que ya casi tiene reunido el medio millón de pesetas para que Esther salde sus deudas. Marina se da cuenta entonces cómo piensan su hija desvalijar a su padre. Cuando se lo dice a su hija, ésta simula estar avergonzada por su comportamiento y le pide más tiempo para sincerarse con su pase. Marian confía en su hija y la deja.

Marcela le comenta a Lola que Prudencio no le ha contado toda la verdad y que podría star ocultado algo. Mientras, Mauricio habla con Raimundo sobre las pérdidas que han sufrido en La Casona: todo el ganando, los árboles frutal y cosechas, se ha perdido todo. Ante tan desolador panorama, Francisca llega a la triste conclusión que es mejor que el embalse sumerja a Puente Viejo.