El Secreto de Puente Viejo avance 2220: Raimundo ata cabos tras hablar con un albañil que realizó obras en La Habana

En el avance del capítulo 2220 de El Secreto de Puente Viejo para el miércoles 04 de diciembre: Antoñita trata de parar al capataz que se ha decido a salir al jardín, donde se encuentra Francisca. Maqueda prosigue su camino pero no hay rastro de Francisca, sólo Isabel.

Tomás se encuentra con su hermano, quien se muestra afectado por la charla que ha tenido con Marta, ella segura que la humilló delante de todos en La Casona. Adolfo lo hizo para demostrar que no estaba afectado, y cree que podría ser feliz con Rosa.

Marta se muestra totalmente implacable y le advierte a Adolfo que no la moleste más. Le insta a que haga feliz a Rosa y que la trate como una cuñada. Adolfo le presta atención pero se traga todos los pesares que le atormentan por no tenerla.

Marta habla con su hermana Rosa sobre la conversación que ha tenido con Adolfo y le anuncia con determinación, que ha hecho todo lo posible para quedarse al margen. A cambio le piden que ellos hagan los mismo. Rosa le echa en cara que Adolfo la ha elegido a ella, dejándole caer que ha perdido. Pero Marta se calla lo que le propuso Adolfo. Cuando éste acude a visitar a Rosa, calla sobre el encuentro que tuvo con Marta, pero es ella quien se lo comenta y le amonestar por no decírselo.

Ignacio y Urrutia sigue con sus deliberaciones y cuando parece que han tirado la toalla, Marta le ofrece una posible solución: una carpeta con información sobre la torsión máxima del acero que le pidió a un catedrático de la Universidad. Ambos se quedan perplejos con la resolución de la joven, quedando totalmente avergonzados por haber subestimado su inteligencia. Manuel sorprende a Carolina, quien ha ido a cuidar de Pablo.

Encarnación le da las. gracias a su hija por haber hecho las paces con su padre. Damián, al conocer la negativa de Matías a robar el camión de dinero, piensa que el Castañeda es un verdadero pusilánime. Alicia intenta que desista de esta idea asegurándole que Matías tiene el apoyo de la cúpula sindica, pero Damián parece decidido dejarlo a un lado.

Raimundo decide seguir la pista de las compras de los terrenos. Tomás se presenta en el hostal de Marcela para pagar la factura y aprovecha para comentarle a la joven lo mucho que ambos se han querido. La tabernera hace ver a Matías que debe pasar página y que la olvide.

Raimundo habla con el chófer que lo lleva a estación. Le reconoce de cuando trabajaba en albañil, y descubre que realizó una obra en La Habana y que preparó un pabellón especial para una huésped ilustre. Raimundo ata cabos y decide anular su servicio de transporte, irá andando a la estación pero antes debe hacer una importante visita.