El seguimiento médico a José Manuel Parada tras sus problemas de corazón

El seguimiento médico a José Manuel Parada tras sus problemas de corazón

El presentador lucense sufrió unos problemas cardíacos durante la primera semana de junio de este año

El presentador gallego de 65 años, José Manuel Parada, se convirtió en noticia el viernes 7 del mes de junio de este 2019, cuando tuvo que ser ingresado por unos problemas de corazón.

Unido profesionalmente a RTVE durante muchos años, el que fuera presentador del programa ‘Cine de barrio’ de la TVE 1 fue trasladado hasta el hospital Puerta de Hierro de Madrid en la fecha indicada.

En aquel momento el periodista y presentador lucense creyó que esos problemas cardíacos se debían a la tensión:

«Yo estuve mal el domingo. Le eché la culpa a la tensión porque la tenía baja. Me dije, voy a ir al médico que me mire y me controle».

El presentador decidió acudir a su médico. Este le dijo a José Manuel que tenía que ser trasladado de urgencia al hospital, ya que había comenzado a tener arritmias.

En una conversación telefónica con el programa de la cadena autonómica madrileña, «Buenos días, Madrid», el periodista confesó que llevaba unos días sintiendo molestias y que por eso decidió acudir al médico.

El seguimiento médico a José Manuel Parada tras sus problemas de corazón

El presentador gallego bajo control médico

Después de pasar por aquellos problemas cardíacos ocurridos hace unos meses, el presentador lucense se encuentra en la actualidad bajo control médico. Este es un procedimiento ordinario que se realiza en este tipo de achaques.

Con el se busca evitar que el paciente no tenga que sufrir peores sobresaltos. El tratamiento puede implicar el implante de un marcapasos o de un desfibrilador cardioversor implantable. También el uso de medicamentos o incluso tratamientos de tipo quirúrgicos.

Parada indicó en aquel momento que se había llevado un gran susto cuando le dijeron que tenía que ingresar. Incluso afirmó que nunca antes había sido trasladado en una ambulancia.

Esto le hizo ser concierte de lo importante que es acudir al médico siempre. Incluso aunque nos de la impresión de que no tenemos nada grave.