Kiko Rivera ha desvelado el serio problema de salud al que parece no darle mucha importancia

Kiko Rivera, hijo de la famosa tonadillera, Isabel Pantoja, dejaba muy preocupados a sus seguidores en la famosa red social Instagram donde tiene casi 900.000 seguidores. A través de una publicación esta red social alertaba a sus seguidores de que no se sentía bien, y aunque no tenía fiebre, sí tenía muy mal cuerpo.

“No estoy muy catolico yo hoy… Tengo el cuerpo un poco cortao…. No tengo fiebre no se alarmen pero si me encuentro rarete” Los comentarios de apoyo no tardaron en llegar y fueron muchos los que se preocuparon por su estado de salud. Uno de ellos fue el Maestro Joao, quien no dudó en mandarle toda la energía positiva para que se recuperara de este bajón: “Vamos mi Kikooooo fuerza y mejoria ya!!” escribía el ex concursante de ‘GH VIP 7′.

A través de una ‘historia‘ en Instagram acuatizaba esta publicación revelando en qué estado se encontraba horas más tarde: “Me encuentro un poco mejor pero no estoy bien. Tengo el cuerpo un poco revuelto, sensación de cansancio..”

El serio problema de salud que sufren millones de personas en nuestro país y que muchos desconocer que lo tienen

Kiko revelaba en esta red social el motivo real de su decaimiento al que parece no darle importancia pero que la tiene: “Siempre he tenido un poco de diabetes y el cansancio muchas veces está relacionado con el nivel de glucosa. Me he hecho la prueba del azúcar y la tengo baja. Tengo un cansancio y unos sudores malísimos, tengo el azúcar bajo, la boca como un zapato viejo así que me voy a comer unos pasteles a ver…”

Tras ingerir algo de azucar, Kiko se mostraba igual de bromista que siempre, y con un filtro de Instagram que nos hace recordar a los marcianos asesinos de ‘Mars Attack’ comentaba con humor: “Ya tengo mejor cara y me encuentro mucho mejor”

Diabetes Mellitus: Una dolencia crónica que podría desencadenar problemas de salud muy graves

Ls diabetes no diagnosticada o mal tratada, pueden desencadenar efectos muy graves en nuestro organismo. Al ser una enfermedad crónica que en un principio no tienen síntomas y pasa desapercibida, si no es tratada a tiempo puede complicarnos seriamente la salud. Puedes afectarnos a los ojos, los riñones, a la piel, corazón o vasos sanguíneos. Si sospechas que puedes ser diabético, no dudes en acudir a tu médico de cabecera ya que una diabetes no tratada podría complicarse y comprometer tu salud.