El 'sucio juego' de Diego Arrabal y Gustavo González contra Mariló Montero que los ha llevado a los tribunales

'Sábado Deluxe': Mariló Montero espera que recaiga el peso de la ley sobre Diego Arrabal y Gustavo González

Mariló Montero espera que recaiga el peso de la ley sobre Diego Arrabal y Gustavo González Mariló Montero mantiene una batalla judicial contra los paparazzis Diego Arrabal y Gustavo González. El origen de esta historia se remonta a la Semana Santa del año 2015. La periodista viajó a Bora Bora para disfrutar de unos días de descanso sin saber que junto a ella también viajaron Gustavo González y Diego Arrabal, que aprovecharon el momento para fotografiarla en topless cuando tomaba el sol dentro de su bungalow.  La presentadora, muy enfadada, denunció los hechos y solicitó medidas cautelares para que las imágenes no fueran publicadas. Esta imágenes, pertenecientes a la agencia ‘Diegus S.L.’, propiedad de ambos paparazzis, nunca llegaron a publicarse pero sí que circularon por diferentes redacciones. “A mí me hicieron llamadas de las direcciones de las revistas y me dijeron que no las iban a publicar porque no se podían comprar. Sabían que eran ilegales, porque estaba dentro de mi bungalow. ¿Te imaginas que te hacen una fotografía desnudo en tu habitación y está en todas las redacciones? Es asqueroso, es humillante, una violación en toda regla”, comentó la periodista sobre el tema.

La presentadora lleva luchando 6 años para que se haga justicia

Mariló Montero asegura que lo más doloroso de esta situación es la “falta de respeto”, pues tomó precauciones para salvaguardar su privacidad y aún así, fue algo que finalmente no consiguió. “Si me hubiese paseado por una playa pública enseñando mi cuerpo, lo habría hecho sin ninguna vergüenza y ya está. No me avergüenza mi cuerpo, pero en mi vida privada soy muy pudorosa”, dijo entonces. Según desvela Vanitatis, la Audiencia Provincial de Barcelona considera estos hechos constitutivos de un presunto delito de revelación de secretos puesto que ambos paparazzis vulneraron el derecho a la intimidad de la periodista. Según consta en la resolución,  también considera que dichas imágenes, se tomaron sin “justificación, porque la información contenida en ellas es absolutamente irrelevante para la comunidad y solo sirve para conocer aspectos privados de la vida humana”.  Ahora, Gustavo González y Diego Arrabal podrían enfrentarse a un pena incluso de prisión:  “Estoy esperando que se dicte una sentencia por vía civil, puesto que se celebró el juicio en junio, pero es que el Tribunal Supremo acepta imputarles por la vía penal. Ojo, que puede ser condena de inhabilitación y de cárcel. Esto son palabras mayores”, explicaba la periodista a Vanitatis. 'Sábado Deluxe': Mariló Montero espera que recaiga el peso de la ley sobre Diego Arrabal y Gustavo González]]>