El sueño incumplido de Diego Arrabal se podría transformar en pesadilla

Diego Arrabal ve su sueño truncado y en forma de pesadilla

Diego Arrabal estaba convencido de que los últimos episodios de la docuserie no se emitirían y, así lo manifestó públicamente

Fue hace ya unos fines de semana, cuando quedaban pocos episodios para la finalización de la emisión de la docuserie ‘Rocío: Contar la verdad para seguir viva’ Fue Diego Arrabal quien dijo en ‘Viva la Vida’ cuando el Diego Arrabal, soltaba una información que dejaba a todos sorprendidos. “Peligra la emisión de estos capítulos. Hay movimientos judiciales que así lo avalan. Rocío Flores está tremendamente mal, muy mal”, eran las palabras del paparazzi, que opinaba que “para salvarse ella (Carrasco), sacrificaba a su hija”.

No sabemos cuanta verdad había en esa noticia, pero lo que sí dejo claro que tenía muchas ganas de que el documental no se siguiera emitiendo. Un sueño, que el paparazzi no solo no ha hecho realidad, sino que podría regresar en forma de pesadilla. Este miércoles día 26, se emitía el episodio final, algo que demostraba que la docuserie no peligraba.

Jorge Javier Vázquez anuncia la segunda parte del documental sobre Rocío Carrasco

Pues bien, parece que Mediaset España quiere continuar con la historia, y al parecer, el documental podría tener una segunda parte, según ha comentado Jorge Javier Vázquez este pasado miércoles desde el plató de Sálvame. “El miércoles de la semana que viene estará Rocío en el plató y yo quiero estar allí con ella. Empezará la segunda parte del documental”, aunque todavía no hay nada confirmado ni desmentido.

Para disgusto del paparazzi, que ha visto como los últimos episodios no se han visto en “peligro” y se han emitido, todo apunta, que podría tener documental para rato. Habrá que esperar para saber si Mediaset apuesta otra vez por este proyecto, esta vez, emitiendo episodios sobre el resto de la familia como son Amador Mohedano, Rosa Benito, Gloria Mohedano, Gloria Camila u Ortega Cano.

Diego Arrabal ve su sueño truncado y en forma de pesadilla