La colaboradora asustó a sus compañeros y a todos cuando comenzó a toser

De todas las parejas de colaboradores que han estado cocinando en ‘La última cena‘ para el resto de colaboradores, la que formaron ayer Rafa Mora y Kiko Jimenez se podría catalogar como la peor de todas.

No solo no gustaron nada las artes culinarias de ambos, sino que incluso la velada pudo acabar peor cuando Lydia Lozano casi se atraganta con una espina de pescado de la corvina con aguacate que habían preparado los dos.

Ese segundo plato venía precedido de una paella que había preparado anteriormente Rafa Mora. Ese primer plato no gustó a los comensales, pero tampoco al cocinero Sergi Arola, quien se negó a probar los caracoles incluidos en la paella y que terminaron en la basura.

Sin embargo y como ya indicamos, la velada estuvo marcada por ese susto que se llevaron todos al ver como la veterana colaboradora se estaba atragantando con una espina.

Ya le pasó lo mismo en otra ocasión cenando en un restaurante

Aunque al principio todos creyeron que podía ser una broma de Lydia, comenzaron a preocuparse al ver que no paraba de toser. Al momento se acercaron a ella Alonso Caparrós, Antonio Montero, Jorge Javier Vázquez, Kiko Jiménez y el cocinero Sergi Arola para socorrerla.

Al principio le dieron varias palmaditas en la espalda, e incluso comió un gran tozo de miga de pan para que le bajase la espina que le estaba obstruyendo la garganta. Pero la periodista logró superar el percance, gracias a levantar el brazo izquierdo y echar la cabeza hacia atrás.

El que mas preocupación mostró de todos fue el propio Rafa Mora, que fue el encargado de limpiar el pescado. El colaborador valenciano no paraba de disculparse y pedir perdón por ello “He intentado quitar toda la raspa. Te lo prometo, Lydia. Lo siento mucho”.

Tras el mal rato que pasó Lydia y todos los presentes, la veterana periodista contó que esto le pasó también una vez en un restaurante mientras estaba cenando. La colaboradora de televisión indicó que incluso en esa ocasión la atendieron en una ambulancia.