La veterana periodista regresaba a su puesto de colaboradora en el programa, tras su paso por ‘Supervivientes 2019’

Ayer martes regresaba la periodista Chelo García-Cortés a sus puesto de colaboradora en ‘Sálvame’, tras acudir el pasado sábado al programa ‘Sábado Deluxe’. Eso sí, antes tenía que pasar por el trago de dar algunas explicaciones a sus compañeros y colaboradores.

El primero de ellos fue Kiko Hernández. Este tenía claro que las críticas que hizo sobre Chelo mientras estaba en ‘Superviventes’, se las volvería a decir en la cara. Ya de entrada Kiko quiso darle un beso a Chelo, pero esta se mostró evasiva.

Después de mostrarse un vídeo en el que se recopilaban las críticas que Kiko realizó contra Chelo, esta terminaba desencajando a su compañero, al aceptarlas. Kiko le ha recordado también a Chelo la confesión que Omar Montes (ganador de Supervivientes) hizo sobre ella.

Este último afirmó que la veterana periodista tenía pensando denunciar a Kiko, por hacer público sus problemas económicos en televisión. Chelo le contestó a Kiko que aunque si lo dijo, nunca pensó en denunciarle.

El siguiente cara a cara (ya coincidieron en el último Sábado Deluxe) lo tuvo con su amiga María Patiño. La gallega entró muy seria al plató, afirmando que esta situación le ha creado una gran pena y tristeza.

María le dijo a Chelo que no entendía como pudo echar un pulso contra el programa y sus compañeros. No comprendía por que no dio la posibilidad de que estos se explicaran.

Chelo había confesado que después de salir de ‘Supervivientes’ quería arreglar la situación con María Patiño y con Gema López, después de lo que había dicho sobre ellas en el concurso. La veterana periodista decía arrepentida: “Todos en la vida nos equivocamos”.

El tenso regreso de Chelo a 'Sálvame' con Mila Ximénez, María Patiño y Kiko Hernández

Chelo se derrumba e intenta irse del programa

Pero la colaboradora que más duramente criticó a Chelo, fue Mila Ximémez. Mila estaba muy afectada y decepcionada con la situación que se había creado en las últimas semanas.

Chelo terminó aceptando las duras críticas de sus compañeros. Sin embargo en un momento determinado se rompió, e intentó marcharse del plató sin que ningunos de ellos se diera de cuenta.

Finalmente Mila se ha sentido muy mal por haber sido tan dura con Chelo, y ambas han terminado abrazándose.