Elena y sus hijos Aitor y Adara

El cariñoso abrazo entre Aitor y Adara Molinero que ha emocionado a Elena Rodríguez

Elena Rodríguez no ha podido llegar a la gran final de ‘Supervivientes’ y hacerse con el premio final, sin embargo, se ha llevado otro premio que le ha hecho mucha más ilusión. La superviviente ha podido contemplar con sus propios ojos cómo sus hijos, Aitor y Adara, que hasta el inicio del concurso no tenían ninguna relación y se llevaban mal, se fundían en un cariñoso abrazo.

La madre de Aitor y Adara, que se mostraba muy emocionada, veía como su gran sueño se había hecho realidad. No obstante, Jorge Javier Vázquez, se quedaba también impresionado cuando vio aparecer a Elena, totalmente cambiada y con un nuevo look. emo

También su color de pelo, ahora más rubio para resaltar el moreno de la isla y dar más luz a su rostro. Un cambio que no pasó desapercibido y que llevó al mismísimo Jorge a exclamar: “Qué guapa”.

Jorge Javier impresionado al descubrir el nuevo look de Elena Rodríguez

En el momento en el que Jorge Javier vio a Elena en pantalla se quedaba atónito por lo cambiada que estaba: “No se puede estar más guapa”, le dijo. “Ay, gracias Jorge”, le respondía ella bastante ruborizada del piropo que le acaba de lanzar el presentador. “Pero vamos, estás impresionante”, recalcó.

La concursante volvió a darle las gracias y continuó: “estoy muy nerviosa, me tiembla todo”. Todo esto sucedió antes de reencontrarse con sus hijos, un momento inolvidable que emocionó por completo a la audiencia.

El emocionante reencuentro de Elena con sus hijos Adara y Aitor

Cuando Elena abrió la cortinilla que le separaba de su hija, no pudo evitar emocionarse al verla después de más de tres meses aislada en Honduras. Además, no vino sola porque en la mano llevaba un ramo de flores con una carta de amor de parte de su novio, Pedro Solà, y a continuación apareció su hijo Aitor, que hasta el momento era bastante desconocido para la audiencia ya que ha aparecido en televisión en contadas ocasiones.

“Te necesito en mi vida, mi niña, qué bonita es, cómo te quiero”, dijo al ver a su hija, “Te he echado mucho de menos. Todos los días pensando en ti”, respondió Adara. La sorpresa se la llevó cuando apareció su hijo Aitor y pudo comprobar que por fin, se llevaban bien y no estaban distanciados. Elena todavía se alegró más al escuchar hablar a su hijo:  “Eres enorme, has demostrado ser una tía increíble, tienes una clase increíble”.

La promesa de Elena a sus hijos

Elena dedicaba unas emotivas palabras a sus hijo: “Os necesito juntos, necesito que seamos de verdad, los tres. Me hacéis tan feliz. Se ha acabado la negatividad en mí. Se acabó la tensión. Se acabó el no aceptarse cada uno como es, con nuestros defectos y nuestras virtudes. No he sabido hacerlo, pero aquello acabó y empieza una nueva etapa muy bonita para los tres”.

Aitor y Adara quitaron hierro diciendo que lo pasado, pasado está y que no se preocupara por eso. Por si fuera poco, Aitor le hizo toda una declaración de amor a su madre delante de toda España: “Mamá, me he enamorado de ti”, le dijo.

Elena Rodríguez emociona a todos al ver que sus hijo Aitor y Adara Molinero se han reconciliado
Elena y sus hijos Aitor y Adara