Tremenda bronca entre la ex de Pedro Carrasco y la periodista, tras ser acusada de vivir de Rocío Carrasco

Al programa ‘Sábado Deluxe‘ de ayer asistía como colaboradora del debate de ‘GH VIP’, Raquel Mosquera, ex mujer del boxeador Pedro Carrasco. Raquel es afín a Antonio David Flores, ex marido de Rocío Carrasco.

Rocío, hija de Pedro Carrasco y de la legendaria Rocío Jurado, es además amiga de la periodista y colaboradora Belén Rodríguez. La presencia de Raquel Mosquera en estos debates se debe, como es obvio, a su matrimonio con el ex boxeador.

La incorporación de Antonio David Flores como concursante en ‘GH VIP 7’ ha servido debates desde el primer día, a raíz del interminable culebrón que protagoniza con su ex Rocío Carrasco.

El caso es que Raquel y Belén -gran defensora de Rocío Carrasco, algo que le ha creado problemas con sus propios compañeros- llevan un tiempo picadas por ello.

Enorme discusión entre Raquel Mosquera y Belén Rodríguez por Rocío Carrasco en 'Sábado Deluxe'

Aunque es habitual que ambas se lancen continuamente indirectas, ayer sábado la cosa fue más lejos. En esta ocasión la cosa ha terminado en una gran bronca entre las dos.

Todo comenzó cuando Raquel se puso del lado de la tonadillera Isabel Pantoja, en el conflicto que esta mantiene con su hija Isa Pantoja. Belén Ro interrumpía a Raquel diciendo: “Me sorprende que tengas empatía con unas madres y con otras no”.

Eso solo fue el comienzo de una tremenda discusión entre ambas. Raquel se ha quejado de las continuas indirectas de Belén Rodríguez, quien le respondía: “Te puedo meter 30 si quieres”.

Enorme discusión entre Raquel Mosquera y Belén Rodríguez por Rocío Carrasco en 'Sábado Deluxe'

Pero donde Raquel ha terminado explotando, ha sido cuando se ha insinuado que ella vive de Rocío Carrasco:

“Quieren hacer ver que vivo de Rocío (Carrasco)… ¡Y una mierda!”.

El cabreo de Raquel creció cuando Belén utilizó la palabra “brote” para definir el enfado de la peluquera. Está creyó que hacía referencia a su “enfermedad”. María Patiño se ha visto obligada a mediar para rebajar la tensión en el programa.