Estefanía Unzu, Verdeliss, echa el freno y cambia de estilo de vida

Estefanía Unzu, más conocida en redes como Verdeliss, está totalmente sobrepasada

Una de las Influencers de más peso de nuestro país, Verdeliss, cuyo nombre real en Estefanía Unzu, ha revelado que se encuentra en un punto muy delicado de su vida. En estos momentos está pasando por una mala racha y ha tomado una contundente decisión para no agravar, aún más, su situación.

Madre de 7 hijos, Estefanía está sobrepasada y ha decidido cambiar de estilo de vida para no seguir poniendo en peligro su salud. Estefanía nunca ha ocultado a sus numerosos seguidores en redes sociales que se cuentan por millones, que en ocasiones se ha sentido hundida y sin fuerzas para tirar hacia delante.

Ser madre de Aimar, Irati, Laia, Julen, Eider, Ane y de la más pequeña, Miren, no es nada fácil. Si encima lo tratamos de compaginar con el trabajo, así como las obligaciones diarias que no puede descuidar, se convierte en un coctel muy peligroso que puede poner a prueba su salud mental y física.

Estefanía Unzu, ‘Verdeliss’, cambia de estilo de vida tras verse desbordada

Hace unos meses, Verdeliss preocupaba aún más a sus seguidores, cuando publicaba unas imágenes desde el hospital. Allí se sometió a varias pruebas especializadas que pudieron arrojar algo más de luz a su dolencia. El diagnóstico no ha sido revelado, pero Estefanía se ha tomado muy en serio cambiar de estilo de vida, y tomarse un tiempo para ella misma, por su bien.

La que fuera concursante de ‘GH VIP’ no ha revelado si sufre alguna enfermedad, pero ha compartido varios stories en los que comunica que bajará el ritmo en redes sociales por su estado de salud delegará trabajo en otras personas: “Detrás de las redes sociales, hay mucho más trabajo del que aparentamos. Me siento un poco abrumada…estoy en un momento de mi vida que, por una cuestión de salud, tengo que bajar mi volumen de estrés”

Para hacer más fácil todo lo relacionado con los contratos y negociaciones con las marcas con las que colabora a menudo, Estefanía ya ha comenzado a buscar un representante que pueda realizar este trabajo por ella, o en su defecto, una agencia de representación: “Estoy decidida a dar el paso y unirme a una agencia o de contratar a un representante”