exfoliante para las manos

Exfoliante para las manos

Por qué necesitas un exfoliante para las manos, la respuesta es fácil, la piel de las manos es la más expuesta a los agentes nocivos del ambiente: el sol, el frío, el viento, y las distintas texturas con las que entramos en contacto tocando cosas, sosteniendo, apoyándonos, etc.

Es por eso que se dice que la edad de una persona se puede ver en sus manos: son una de las partes del cuerpo protagonistas de la mediación entre nosotras y el mundo.

Hoy les proponemos un tratamiento casero para exfoliar e hidratar las manos; y por lo tanto, suavizarlas. Podemos hacerlo una o dos veces por semana, es muy efectivo y muy sencillo de preparar y aplicar.

Vamos a necesitar los siguientes ingredientes de belleza:

  • Aceite de almendras o de rosa mosqueta
  • Azúcar blanca
  • Zumo de limón (apenas unas gotas)
  • Jabón líquido (preferentemente de caléndula o aloe vera)
  • Y nuestra crema de manos de siempre

Cómo exfoliar e hidratar las manos

En primer lugar, vamos a untarnos el aceite en las manos, uñas y muñecas. Cuidemos de cubrir bien toda la piel, ya que funcionará como humectante natural.

A continuación exfoliaremos la zona: en la palma de la mano mezclaremos una cucharadita de azúcar con gotas de limón hasta que se forme una pasta. Con movimientos circulares, vamos a esparcirla por toda la mano.

El azúcar va a deshacerse de las células muertas y el limón servirá como blanqueador de las manchas de sol. En tercer lugar, vamos a lavarnos concienzudamente con el jabón líquido, y nos enjuagaremos con agua tibia, cuidando de dejar limpio el espacio debajo de las uñas. Después secarnos suavemente, nos aplicaremos nuestra crema de manos.

Otra forma casera de cuidar nuestras manos es dándoles un baño hidratante semanal.

Vamos a hervir tres minutos una cucharadita de salvia (que tiene propiedades antinflamatorias, antioxidantes y antisudoríficas) y una de caléndula (que empareja el tono de la piel y estimula la generación de colágeno, ayudando a la cicatrización y combatiendo irritaciones).

Luego dejaremos enfriar unos minutos y cuando el agua esté tibia, hundiremos nuestras manos en ella durante unos quince minutos.

Si bien a veces priorizamos y damos más importancia a un exfoliante facial casero, no debemos olvidar tampoco dejar de lado a nuestras manos.

Un buen exfoliante para las manos, nos permitirán tenerlas sanas y bonitas, y nos permitirán causar una buena impresión además de mostrar nuestra calidad de vida.

exfoliante para las manos