Rafael Amargo se encuentra en un momento muy difícil de su vida y de su carrera profesional, tras haber sido detenido por la policía

El bailarín Rafael Amargo no pasa por su mejor etapa. Aunque éste y su abogado, Cándido Conde-Pumpido, hayan negado por activa y por pasiva los delitos de los que le acusa la policía, tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal, la policía parece tener pruebas sobre estos actos delictivos.

Durante la sección ‘Expediente Marlasca’, en ‘Más Vale Tarde’, se abordó el tema de la detención del bailaor de flamenco y el curso de la investigación por los presuntos delitos antes descritos. Según han adelantado, en dicho programa que se emite en La Sexta, la policía habría tenido acceso a ciertas conversaciones del bailarín, en las que estaría negociando adquirir un kilo de metanfetaminas por valor de 13.000 euros.

En este caso al que la policía ha denominado Operación Corax’, se estaría investigando, no sólo a Amargo, sino que también  estarían en el punto de mira su productor, y su mujer. La investigación daba comienzo este Abril, cuando las autoridades ya seguían de cerca los movimientos de Rafael. Entonces fueron interceptado a varios camellos salendo de la vivienda del bailarín en el barrio madrileño de Malasaña, con 1,2 y 1,9 gramos de metanfetamina y mefedrona.

Rafael Amargo buscaba un local para esconder la droga adquirida

Tras la autorización de un juez para que las autoridades policiales grabaran las conversaciones del artista, pudieron averiguar que Amargo ya estaba buscando una ‘caleta‘, un local para usarlo de escondite para la droga que iba adquiriendo. El supuesto plan de Amargo era abrir en ese mismo local, una lavandería, y usarlo de tapadera perfecta.

En Agosto, la policía pudo grabar conversaciones telefónicas del bailarín, en las que éste buscando a alguien que le vendiera un kilo de matanfetaminas, por el que estaba dispuesto a abonar 13.000 euros. No sólo estaba interesado, supuestamente, en hacerse con este alijo de droga, también estaba investigando cómo blanquear el dinero ganado con su venta.