Enrique San Francisco protagonizó el anuncio de Campofrío poniéndose en la piel de la muerte

Rogelio Enrique San Francisco Cobo popularmente conocido como Quique San Francisco ha fallecido a los 65 años después de más de tres semanas ingresado en el Hospital Clínico de Madrid. El actor llevaba varias semanas luchando contra una neumonía bilateral que no ha logrado superar.

A principios del mes de febrero, la revista Diez Minutos’ hacía público que que el actor llevaba tres semanas ingresado con síntomas compatibles con COVID-19, aunque sin confirmar que estuviese contagiado del virus. Las alarmas saltaban el pasado 12 de enero con la cancelación del espectáculo del humorista en Getxo por “problemas de salud” del actor.

Una neumonía bilateral doble, la causa de su muerte

La neumonía bilateral es una afección que está muy relacionada con la Covid-19, aunque se desconoce si en el caso del actor su origen es un contagio previo por el virus. Esta enfermedad infecciosa afecta a la respiración debido a la obstrucción de los bronquios. El cómico arrastraba algunos problemas de salud desde hacía ya un tiempo. En 2002 sufrió un grave accidente de moto que le dejó postrado en una silla de ruedas durante todo un año.

Enrique San Francisco cosechó una extensa carrera en cine y televisión

Quique San Francisco tuvo unos inicios muy precoces en el cine y en el teatro, debutando en la pantalla con tal solo 6 años en Diferente. Estuvo nominado a dos Premios Goya, por El baile del pato y Orquesta Club Virginia. Tras acabar su servicio militar se alistó en La Legión. Solo se dedicó profesionalmente a la interpretación desde 1975, tras un periplo personal que le llevó a residir en EE UU, donde acudió como alumno al Actor’s Studio.

Nunca dejó de trabajar ni dejó de aparecer en numerosas películas y series, convirtiéndose en un pionero de la ‘stand-up comedy’ en nuestro país, figurando en el elenco del programa El club de la comedia. En los últimos años, San Francisco enfocó su carrera a la televisión y los monólogos, y su última participación en la gran pantalla fue en el papel de Joseba en ‘4 latas’, donde compartió reparto con Jean Reno.

No obstante, los problemas económicos le obligaron a vender su casa y trasladarse a la habitación de un hotel madrileño, donde residía. Irónicamente, uno de los últimos papeles de Enrique San Francisco fue un spot publicitario en el que encarnaba a la mismísima Muerte. Una última broma de un actor cuya vida transcurrió muchas veces en el filo de la guadaña.

Fallece Quique San Francisco, ('El club de la comedia') debido a una neumonía bilateral