El extraño comportamiento de Felipe Juan Froilán y Mar Torres con la prensa

Mar Torres y Felipe Juan Froilán, hijo de la Infanta Elena, ponían rumbo Holanda, para disfrutar de una escapada romántica de varios días.

Y es que la relación entre los jóvenes parece ir viento en popa, y aunque en un principio  llegaron a surgir múltiples rumores de ruptura, lo cierto es que la joven heredera de Alimentación El Pozo, confesaba a principios de 2020, el amor que sentía por el sobrino del rey Felipe VI.

Mar Torres incluso ofrecía una entrevista en exclusiva a ‘Vanity Fair’, donde revelaba que el nieto del rey emérito Don Juan Carlos ocupa un lugar muy importante en su corazón: “Es mi bastón y yo soy el suyo. Nuestra relación no va a acabar nunca

Froilán y Mar se conocían en 2014, y ella aseguraba que antes de conocerle nunca haba oido hablar de él, aún perteneciendo a la Familia Real, cosa curiosa. Fue en el estricto y prestigioso internado católico, Colegio Episcopal Sagrada Familia en Sigüenza, Guadalajara, donde coincidieron el primer día de clase:

Llegué a clase y me sentaron a su lado, en la última fila. (…) Yo me partía de risa porque un chico le preguntó ‘¿por que te llaman Froilán?’. Felipe me tiró un papel y me dijo ‘¿Tú de qué te ríes?’. Hablamos y conectamos, además de armar mucha bulla. EL primer día ya nos separaron y a mí me cambiaron de clase confesaba la nova de Froilán al citado medio.

Familia Real: ¿A qué juegan Froilán, hijo de la Infanta Elena, y su novia, Mar Torres?

El extraño juego de Mart Torres y Felipe Juan Froilán con la prensa

Una bonita historia de amor surgida en los pupitres, pero que suscita una pregunta que muchos ya se habrán formulado ¿A qué juegan Froilán y Mar Torres? Sus últimas apariciones en público parecen estar abocadas a la polémica, sólo porque tratan de evitar que se les fotografíe juntos.

Hace sólo unos días, protagonizaban un vergonzoso episodio en el que ambos se enfrentaban a un paparazzi a la salida de un conocido restaurante japonés en Madrid, ‘Kabuki‘. Froilán llegaba a amenazar en plena calle y a voz en grito, al compañero que sólo realizaba su trabajo.

Look‘ se hacía eco de otro extraño capítulo en la vida de la pareja formada por Mar y Froilán. Al regresar de Amsterdam, pasaban por elaeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, haciendo una grotesca maniobra de despiste que dejó algo estupefactos s los medios presentes.

Para volver a evitar ser fotografiados juntos (menuda obsesión han cogido con este tema), hicieron un ‘baile‘ de movimientos nada sincronizados, mientras Froilán sacaba la mano por la ventanilla del coche y también su iPhone de última generación.