Fatemeh Khishvand, la ‘Angelina Jolie zombie: así es la joven que ha revolucionado Irán

Fatemeh Khishvand, Instagrammer de 19 años, fue condenada a 10 de años de prisión en Irán, su país natal

Fatemeh Khishvand, la ‘Angelina Jolie zombie‘, ha revelado su calvario en la cárcel, tras haber salido en libertad bajo fianza de un cárcel iraní. La vida no es nada fácil en Irán, y menos para una joven de 19 años que sólo buscaba compartir con todos su amor por el arte bizarro, sea cual sea su forma.

Con el sobrenombre de Sahar Tabar en la famosa red social de Instagram, la joven revolucionó un país que sigue anclado en el pasado. En irán las mujeres son castigadas a penas de cárcel entre 10 días y dos meses por no llevar el velo que les cubre la cabeza.

La joven saltó a ls medios internacionales como una tétrica y demacrada Angelina Jolie,  con claros retoques digitales que maneja a la perfección la talentosa Instagarmmer. Su imagen se hizo viral y rápidamente surgió el rumor de que ese era el aspecto de la joven tras más de 50 cirugías estéticas para parecerse a la famosa actriz americana, Angelina Jolie. Nada más lejos de la realidad, la joven solo buscaba llamar la atención a base de retoques digitales y una buena dosis de maquillaje.

Fatemeh Khishvand o Sahar Tabar, una joven que sólo quería disfrutar de su pasión por el maquillaje de ciencia ficción

Fue cuando las autoridades iraníes fijaron la mirada en ella, y pronto movieron ficha para callar su pasión por el arte. Tanto fue así, que la semana pasada se conocía la condena de 10 años de cárcel para Fatemeh Khishvand, tras la que ingresó en prisión.

Pero sólo una semana después, la joven salía en libertad condicional bajo fianza, debido a la presión mediática y a las de muchas organizaciones que luchan por los derechos de las mujeres en dicho país.

En la rueda de prensa que ofreció la joven, se puede comprobar que su rostro dista mucho del que aparecía en sus fotografías de redes sociales. Una joven con aspecto muy saludable que revelaba que había decidido dejar de subir fotos sólo porque su madre le pidió que parara.