Rosa Benito, ex mujer de Amador Mohedano, ha logrado saldar su deuda con Hacienda tras la venta de su ático de Chipiona

Rosa Benito, ex mujer de Amador Mohedano, ha cerrado un capítulo muy importante en su vida que arrastraba desde hace un tiempo. La pesadilla comenzaba hace casi 6 años, cuando estos problemas provocaron una insalvable fisura en su matrimonio con el hermano de Rocio Jurado. Debido a estas dificultades económicas y financieras, la pareja se debilitó y acabó en un sonoro y polémico divorcio.

Así lo adelantó en exclusiva ‘Semana’, Rosa lograba salir del proceso concursal en el que entró por voluntad propia para tratar de conservar y proteger sus demás propiedades. La venta del famoso ático de Chipiona parece haberle dado oxígeno a la economía de la peluquera que sólo ansiaba estar en al día con Hacienda, despreocupándose de poder ser embargada.

Como consecuencia, Rosa ha ido arrastrando los problemas financiaros de Amador, quien tiene más bienes embargadas. Una difícil situación que provocó que la madre de Chayo  Mohedano adquiriera, mediante subasta púbica, la mitad del ático de Chipiona, propiedad de su ex pareja. Tras hacerse con la mitad de la propiedad por 40.000 euros y siendo Rosa la legítima propietaria, puso en venta el ático. Según ‘Semana‘, la cuñada de Rocío Jurado lograba ganar con esta estratégica operación, nada menos que 250.000 euros, saldando así sus deudas con Hacienda.

Rosa Benito y su vuelta a los platós de televisión tras un difícil bache económico

Rosa Benito volvía a televisión tras su salida del mediático programa de Telecinco, ‘Sálvame Diario‘. Lo hacía en el programa presentado por Sonsoles Ónega, ‘Ya es mediodía‘, donde asiste como colaboradora de forma regular. Un nuevo trabajo en el que se encuentra cómoda y feliz, y ahora con más motivos para estarlo al tener al día sus cuentas con Hacienda.

Hay que recordar que Benito también sufrió un duro bache económico en 2015, por el que incluso tuvo que ser ingresada por una fuerte depresión. Esta deuda llegó a alcanzar los 500.000 euros que provocó que vendiera una nave industrial en San Sebastián de los Reyes, Madrid.

Finaliza la pesadilla de Rosa Benito tras finiquitar su deuda con Hacienda