Gustavo González

El colaborador se derrumba en el programa Sálvame’ por la complicada relación que mantiene con sus hijos

El periodista, paparazzi y colaborador de televisión valenciano, Gustavo González, se derrumbó ayer viernes en el programa ‘Sálvame‘ al hablar de sus hijos, y estuvo incluso al borde de las lágrimas.

Aunque el fotógrafo de 54 años tiene motivos más que de sobra para sentirse feliz, por su relación con María Lapiedra y el hijo que ambos están esperando, sin embargo esa felicidad no es completa.

El veterano paparazzi no tiene buena relación con los hijos que tuvo con su anterior pareja, Antonia Guijarro. Esto se hizo aún más patente en el reciente cumpleaños del colaborador de televisión, quien afirmaba no haber recibido la felicitación de sus vástagos

González indicó en el programa donde trabaja como colaborador, que para él estas fechas son difíciles por la ausencia de las personas que más ama. Afirmó que seguramente durante su vida pudo hacer las cosas mejor, pero cometió errores.

El colaborador -al borde del llanto- comentó que ha pedido muchas veces perdón por esos errores, y que a diferencia de muchos otros que ni siquiera lo intentan, él trata una y otra vez de mejorar esa relación con sus hijos.

Gustavo esta convencido de haber sido un buen padre para sus hijos

Aunque indicó que a alguno de sus hijos lo suele ver de forma habitual, el paparazzi indicó que echa de menos más “afecto, compresión, sensibilidad y más saber perdonar”.

Durante su confesión, Gustavo González reconoció que una de sus peores temores es que sus hijos se puedan avergonzar de él. Le ha pasado en alguna ocasión, cuando ha acompañado a uno de sus hijos para ir de compras y le han parado en la calle para pedirle una foto.

A pesar de todo el colaborador esta convencido de que es un buen padre, y que incluso ha llegado a renunciar a muchas cosas para estar con ellos.

Gustavo González al borde de las lágrimas en 'Sálvame', por la relación con sus hijos