Gustavo González desvela que se hizo pasar por Agustín Pantoja para sacar a Kiko Rivera de un internado

Gustavo González relata que se hizo pasar por Agustín Pantoja para sacar a Kiko Rivera de un internado

El paparazzi Gustavo González sacó a Kiko Rivera del internado donde lo ingresó Isabel Pantoja

Gustavo González, colaborador de ‘Sálvame’ desvelaba esta semana algunos detalles muy reveladores acerca de la relación que mantenían Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera. Según cuenta el paparazzi, hace algunos años, él se portó con Kiko Rivera como un auténtico padre, e incluso, se le llevó de vacaciones con sus propios hijos.

Sin embargo, algo sucedió entre ellos que hizo que la relación que tenían se rompiera completamente llegando incluso a estar muchos años sin dirigirse la palabra. Gustavo González aseguró que se hizo pasar por Agustín Pantoja para sacar a Kiko Rivera de internado donde le ingresó su madre debido a que sus compañeros le hacían la vida imposible. Asegura que “unos matones” lo querían a obligar a mantener relaciones con una prostituta.

Kiko Rivera estudiaba en el San Patricio, un colegio privado al que iban los hijos de muchos famosos, y vivía feliz con su madre en La Moraleja, una lujosa urbanización de Madrid. Por aquel entonces, Isabel Pantoja estaba con Diego Gómez, sin embargo, cuando Julián Muñoz se cruzó por su camino, decidió cambiar de vida, y el “pequeño del alma” ya no entraba en los nuevos planes de la tonadillera.

Isabel Pantoja trató de que su hijo se reformara internándolo en el centro de Toledo, un cambio que según cuenta Gustavo González, afectó mucho a Kiko Rivera, pues paso de estudiar con otros niños de un nivel socioeconómico bastante alto, a convivir con gente muy problemática. “Chelo defendió a Isabel diciendo en el colegio de Toledo estudiaban los hijos de Bono, pero, allí había auténtica gentuza”, aseguró el periodista.

El internado se convirtió en un “infierno” para Kiko Rivera

Kiko Rivera vivió en aquel internado ubicado en Toledo un auténtico infierno. Detalla el paparazzi que los compañeros del DJ incluso se aprovechaban de él, haciéndole pasar momentos muy comprometidos, uno de los cuales relata con detalle. Al parecer, algunos internos, le iban a obligar a estrenar su mayoría de edad manteniendo relaciones con una prostituta.

El hijo de la tonadillera no quería pasar por aquello, por lo que decidió pedirle ayuda a Gustavo. El vínculo entre ambos se hizo tan estrecho que el paparazzi se lo llevó varias veces a su casa, e incluso compartió con el algunas de sus vacaciones. “Me hacía pasar por Agustín Pantoja porque él me lo pedía, se venía el fin de semana a mi casa o a la casa de algún compañero”, asegura Gustavo, matizando que fueron varias las ocasiones en las que se desplazó a Toledo.

El DJ solo recibía la visita de Gustavo y otro compañero: “nadie iba, se olvidaban que estaba”

Kiko llegó a recibir dinero gracias a informaciones que vendía sobre su madre, de la que cada día que pasaba tenía menos noticias. Llegó a enterarse de que salía con Julián Muñoz porque lo vio en el programa Aquí hay tomate. “Cuando Kiko estaba en el internado, quienes íbamos a verle era otro compañero y yo, porque nadie iba, se olvidaban que estaba”, afirma Gustavo. Cuando el DJ empezó a ener problemas con otros internos, fue el paparazzi quien tomó cartas en el asunto.

Kiko Rivera encontró en Gustavo una figura paterna. Según ha contado el periodista, era el encargado de llevar y recoger al hijo de Isabel a las discotecas cuando era menor de edad. “Por aquella época era un chico tímido y le daba vergüenza estar con chicas. Me llamaba para que fuera a buscarle muy pronto”, comenta el colaborador. Sin embargo, hubo un día que Kiko Rivera decidió dar una patada al periodista, y no quiso saber nada más de él. Gustavo González ha confesado cual fue el auténtico motivo que le separó del hijo de la tonadillera.

Gustavo González y Kiko Rivera rompen definitivamente su relación

Gustavo González reconoce que por aquel entonces su relación con Isabel Pantoja era pésima. Sin embargo, gracias a María del Monte, pudo ponerse en contacto con ella para alertarla acerca del tipo de gente con la que se estaba relacionando Kiko, como de cuáles eran sus mayores vicios.

“Gracias, sé que en el fondo eres buena persona, porque te preocupas de mi hijo. Haré lo que esté en mi mano”, le contestó la tonadillera. Posteriormente, Kiko Rivera fue expulsado del internado junto al hijo de Pipi Estrada por estar fumando en las instalaciones y, desde entonces, su vida cambió por completo.

Asegura el colaborador, que “Su madre le dijo que ya era hora de emanciparse y que hiciera su vida. Es cuando se va a Sevilla con su abuela”. A partir de ese momento, el DJ comenzó a juntarse con malas compañías, despilfarrar dinero y consumir sustancias. Hubo un día que Gustavo se lo encontró con sus nuevos amigos y le aconsejó que recapacitara sobre su conducta.

El paparazzi fue increpado por las amistades de Kiko Rivera, quien le recordó que ya no eran amigos. Así que, Gustavo no volvió a acercarse nunca al hijo de Isabel. “Kiko se juntaba con una gentuza impresionante, yo me enfrenté a uno de sus amigos”, comentó al respecto.

Gustavo González relata que se hizo pasar por Agustín Pantoja para sacar a Kiko Rivera de un internado