La prima de Rocío Carrasco, Rosario Mohedano, más conocida como Chayo, ha sido acusada de, supuestamente, haber plagiado la portada del disco ‘Violator’ de Depeche Mode

Rosario Mohedano, más conocida como Chayo o la prima de Rocío Carrasco, ha visto como de la noche a la mañana su último trabajo discográfico está siendo mirado con lupa. Y es que cuando menos te lo esperas, un programa de Telecinco pone en duda la originalidad de tu trabajo.

Hace solo unos meses se anunciaba el último trabajo de la hija de Rosa Benito, llamado ‘Rosa de Febrero‘, con el que se mostraba muy ilusionada. De hecho, en el videoclip de este sencillo participaba su madre, Rosa Benito, quien se convertía con orgullo en protagonista, del nuevo trabajo musical de su hija.

Pero la alegría parece haberle durado bien poco. En un programa de Telecinco en concreto en ‘Socialité’, presentado los fines de semana por la periodista gallega María Patiño, ha dejado una duda muy polémica en el aire. Tras comparar el último trabajo de Chayo Mohedano con el disco de 1990 de Depeche Mode, ‘Violator‘ se percataban del enorme parecido entre las dos portadas.

¿Ha plagiado Chayo Mohedano, prima de Rocio Carrasco, a Depeche Mode?

‘Socialité’ acusa a Chayo Mohedano de plagiar la portada del disco ‘Violator’ de Depeche Mode

Era el músico Guille Mostaza, más conocido por formar parte del grupo Mostaza Gálvez, quien aportada este dato que recogía Socialité. Las portadas de los discos han sido examinados cuidadosamente y muchos se han percatado del enorme parecido entre ambos. Una enorme rosa roja en vertical, en un fondo negro, mientras que en centro reza el título del álbum.

¿Ha plagiado Chayo Mohedano, prima de Rocio Carrasco, a Depeche Mode?
Izquierda ‘Rosa de Febrero’ de Chayo Mohedano (2020) y derecha, ‘Violator’ de Depeche Mode (1990)

El caso es que cuando fue publicado este sencillo de la artista pasó desapercibido, pero había un dato que hizo que saltaran las alarmas. El mismo diseñador de la portada del ‘Violator‘ de 1990 de Depeche Mode, Anton Corbijn, comentaba en el Instagram de la prima de Rocío Carrasco, la ‘originalidad’ de esta portada. Lo cierto es que la misma Chayo revelaba en sus redes sociales que no existe plagio alguno, pero ella se apresuraba a borrar la imagen.