Hilary Swank y su lucha incansable contra el maltrato animal

La actriz Hilary Swank es una activista pro derecho de los animales y a menudo coopera con protectoras y dona dinero para a causa

La famosa actriz Hilary Swank, no solo es una celebridad en el mundo cinematográfico, también lo es en el terreno del activismo donde se ha ganado un hueco en la lucha contra el maltrato y el abandono de animales de compañía. Ella misma ha confesado en más de un ocasión, que le preocupa que la sociedad no vea lo que está ocurriendo en perreras de todo el mundo, donde cada años son abandonados millones de perros y gatos, y solo unos pocos sobreviven a la eutanasia selectiva.

La ganadora de dos Oscar está muy concienciada con la lucha en pro de los derechos de los que no tienen voz, y en cada evento o entrevista, recuerda lo importante que es darle una oportunidad a los animales que se encuentran en las perreras, albergues, protectoras y demás centros de acogida.

Hilary ya rescatado a muchos perros durante su vida. De hecho, justo al irse de casa con solo 18 años, tuvo la oportunidad de compartir su vida con un precioso labrador de color negro, mestizo con pastor alemán, al que le llamó Lucky. Los últimos perros a los que le ha dado una segunda oportunidad de ser felices, han sido Karoo, Rumi y Kai.

 

Hilary Swank, una vida dedicada al cine y a la lucha por los derechos de los animales

En una entrevista, la actriz se sinceraba sobre su amor por lo animales, y no podía ocultar su predilección por los perros, a los que les ha dedicado muchos años de su vida: “Siempre he sentido una gran conexión con los perros, aunque amo a todos los animales. mi pasión hacia los perros comenzó cuando tenía 18 años y encontré a Lucky”

Así, Hilary no dudó en fumar ‘Hilaroo‘, una fundación que lleva el nombre de ella y la de Karoo, un perro rescatado de la muerte que cambió su vida para siempre. Durante un rodaje en Sudáfrica, Karoo se topó con Hilary, quien no dudó en darle una oportunidad a ese cachorro que estaba infestado de gusano y rociado con queroseno en intento fallido de matarlo. Tras llevarlo al veterinario y cuidarlos durante días, Karoo se convertía en el perro que ayudó a Hilary a concienciarse sobre la importancia de los derechos de los animales: “Karoo se convirtió en el amor de mi vida. Karoo me amó de un amanera muy curativa y sanadora. Me hizo pensar en la vida y lo importante que es vivir el momento” 

Karoo fallecía de manera prematura con solo 8 años, pero Hilary sabía que su legado debía permanecer y así nació ‘Hilaroo’. En esta fundación benéfica tratan de ayudar a jóvenes con serios problemas de integración gracias a la compañía de los perros que han sido maltratados o abandonados. Un proceso curativo en el que el humano y el perro se rehabilitan de sus emociones más negativas y caminan juntos hasta la completa sanción.