Hugh Jackman y Deborra-Lee Furness demuestran una vez mas el amor que sienten por sus dos perros

Hugh Jackman y Deborra-Lee Furness demuestran una vez mas el amor que sienten por sus dos perros

El matrimonio de actores compartió recientemente en las redes un video acompañados por sus dos mascotas

El actor, director y productor australiano Hugh Jackman y la también actriz, directora y productora australiana Debora-Lee Furness, forman sin duda una de las parejas mas sólidas y estables del mundo del cine y del entretenimiento en general.

La pareja lleva casada desde 1996, y ambos han demostrado desde entonces en muchas ocasiones que su relación es a prueba de bombas. Pero no solo se ve en el amor que sienten el uno por el otro, sino también en los elogios profesionales que se suelen dedicar mutuamente.

La pareja tiene dos hijos adoptados, Oscar que actualmente tiene 21 años y Eva de 16, y como muchos otros famosos también tienen en su familia mascotas. En concreto tienen dos perros, un bulldog al que el actor decidió llamar Dalí -en honor al famoso artista catalán- y regaló a sus hijos en 2010 y un caniche cruzado con un perro faldero llamado Allegra.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Hugh Jackman (@thehughjackman)

Una bonita instantánea familiar con sus mascotas

En una estampa claramente invernal en la ciudad de Nueva York, la pareja salía el pasado fin de semana completamente abrigada en compañia de sus mascotas. El actor compartió ese momento con todos sus seguidores en Instagram, en un video corto de 16 segundos.

En el se puede ver a Hugh Jackman paseando junto a su perro bulldog, mientras su mujer Deborah Debora-Lee Furness esta muy cerca de él con Allegra. Queda claro que la química en la pareja sigue existiendo, aunque ya hayan transcurrido 26 años desde que contrajeron matrimonio.

Recientemente Jackman elogió a su mujer a través de su cuenta en Instagram, después de que esta recibiera hace una semana la Orden de Australia. Esta prestigiosa distinción reconoce a los ciudadanos de Australia y a otras personas, por sus logros o por servicios meritorios. El actor escribía esta dedicatoria a su esposa:

“Durante casi 30 años, he sido testigo de primera mano de su infinita generosidad y compromiso con el servicio. Su intolerancia a la injusticia y su corazón que es tan grande como nuestro gran país. Hoy, todo el mundo puede entender y apreciar su increíble trabajo”.