Hugo Sierra y la madre de Adara protagonizan uno de los momentos más conmovedores de ‘Supervivientes 2020’

Hugo Sierra y la madre de Adara protagonizan uno de los momentos más conmovedores de 'Supervivientes 2020'

El ganador de ‘Gran Hermano Revolution’ y su ex suegra, han enterrado el hacha de guerra (de momento) por una emotiva razón

Hugo Sierra y la madre de Adara Molinero protagonizan uno de los momentos más tiernos y emotivos de ‘Supervivientes 2020’. Ya lo dice el refrán que después de una gran tormenta siempre llega la calma.

Parece ser que en las playas de Honduras el ambiente se ha relajado, sobre todo en lo que respecta al uruguayo y la abuela de su hijo, que a pesar de que hace tan solo unos días no se soportaban, han encontrado al fin un motivo de fuerza mayor para enterrar el hacha de guerra, el pequeño Martín…

Los dos osados supervivientes han vivido uno de los momentos más emotivos desde que comenzara este edición de’Supervivientes 2020′. Y fue a partir de que Hugo no ha dudado en enseñar a su ex suegra, la foto del pequeño Martín que la organización había enviado al empresario, tras haber ganado la prueba de recompensa.

Y es que ninguno de los dos familiares, ni Elena ni Hugo pudieron reprimir las lágrimas al ver la imagen de Martín, el pequeño ha logrado que su padre y su abuela hicieran las paces públicamente con resultado de una preciosa estampa familiar:

“¡Mi niño, qué guapo! Mi Chiquitín, cómo le quiero”, voceaba una Elena realmente emocionada al ver la fotografía del pequeño sin poder contener las lágrimas.

En la gala anterior de ‘Supervivientes’, Hugo había recibido el ansiado regalo que llevaba esperando hace mucho tiempo, una foto de su bebé, fruto de su relación con la ganadora del ‘Gh Vip 7’. Con la emoción a ‘flor de piel’, el superviviente no tardó en enseñarle la fotografía a Elena.

Elena gritaba de contenta y emocionada a Hugo al ver la foto de su nieto

Al ver a su nieto, la madre de Adara gritaba muy emocionada mientras Hugo no pudo articular palabra alguna de la emoción y no dejaba de mirar la imagen con los ojos llenos de lágrimas, mientras escuchaba lo que le repetía Elena:

“Ahora sí que se parece un montón a ti. ¿eh? Se parece a ti pero tiene flash de mi hija”, decía la superviviente al ver lo cambiado que estaba su nieto después de no verle durante dos meses.

Una fotografía que ambos guardarán como uno de sus tesoros más preciados en la isla y que sin ninguna duda, ha supuesto toda una inyección de energía y una unión entre los dos supervivientes que necesitaban, tras unas semanas muy complicadas para los dos.

Hugo Sierra y la madre de Adara protagonizan uno de los momentos más conmovedores de 'Supervivientes 2020'