La importancia de elegir bien las mascarillas para la piel y el rostro

Cómo funcionan las mascarillas en la piel

¿Cómo funcionan las mascarillas en la piel?

Al aplicar mascarillas en la piel esperamos que estas actúen, ya que esta es una rutina para el cuidado de la piel. Sin embargo, aunque en algunos casos pareciera que estas no tienen resultados, no es así, y para ello debemos entender cómo estas actúan en nuestra piel y el tipo de mascarilla que se debe usar.

Recuerda que no hay un solo tipo de mascarilla, sino que hay varias de ellas y actúan de forma diferente, por lo que debemos tenerlo muy en cuenta.

¿Cómo actúan las mascarillas en la piel?

Las mascarillas faciales han ganado una gran popularidad, sobre todo por las personas que se están iniciando en el cuidado de la piel y esto se debe a que hay varias opciones y prestaciones. Esto hace que se cobre especial relevancia y que muchas personas quieran probarla.

Pero como recomendación, es importante que sepas cómo funciona y de qué modo actúa en nuestra piel. Para ello debemos comprender que los pilares básicos en el cuidado de la piel son la hidratación, la limpieza y la protección solar. Estos tres puntos son claves y abarcan las mascarillas para la piel en base a los ingredientes que tenga.

Como debemos suponer este producto se aplica sobre la piel y es este contacto directo con los ingredientes de la mascarilla lo que le otorga sus beneficios. Básicamente las propiedades de estos son absorbidas por la piel, generando inmediatamente un efecto de luminosidad y brillo en el cutis.

Obviamente debemos tener en cuenta que el proceso de aplicarse una mascarilla no deja de ser temporal, por lo que se debe hacer de forma continua. En estas podemos encontrar ingredientes terapéuticos y nutritivos para el cuidado de la piel en un formato concentrado.

mascarillas en la piel

¿Qué mascarilla aplicar en la piel?

Al elegir una mascarilla para la piel hay que saber elegir correctamente, ya que una de las principales razones por las que no se ven los resultados es porque no se hace la elección correcta. Con esto en mente vamos a conocer en qué caso aplicar una mascarilla facial:

  • Piel deshidratada: cuando se tiene la piel seca lo ideal es buscar una mascarilla hidratante, ya que este tipo de tratamientos cosméticos son de gran utilidad y se recomienda llevarlo a cabo cada 15 días. En este caso los ingredientes que se suelen usar son el ácido hialurónico, el aguacate o la manteca de karité.
  • Acné o inflamación: gracias a este tratamiento se puede disminuir la inflamación y evitar posibles brotes agudos. Por lo general las mascarillas de este tipo usan ácido salicílico, el peróxido de benzoilo y los alfa hidroxiácidos (AHA). Gracias a esto se logra eliminar las células muertas de la superficie y los residuos que puedan o estén obstruyendo los poros.
  • Piel grasa: algunas mascarillas funcionan muy bien para eliminar el exceso de grasa en la piel, lo cual a su vez permite permeabilizar los poros.
  • Arrugas finas: como rutinas la aplicación de mascarillas pueden servir para minimizar la apariencia de aquellas arrugas leves del rostro. Esto se debe sobre todo cuando tiene vitamina E y C.
  • Rosácea: las mascarillas que tienen niacinamida tiene propiedades antioxidantes, reducen el eritema y mejora el tono de la piel.

Ahora ya sabes cual es la importancia de elegir bien el tipo mascarillas para la piel o el rostro que debes utilizar.

Cómo funcionan las mascarillas en la piel