Al  exjugador de balonmano se le levanta el ánimo tras recibir la visita de dos personas muy especiales para él

Y es que el yerno de Don Juan Carlos y de Doña Sofía, Iñaki Urdangarin parecía haber caído al olvido tras su estancia en la cárcel, pero nada más lejos de la realidad, el cuñado de Felipe VI se ha reencontrado con dos de las  personitas más importantes de su vida.

La visita a prisión de su esposa, la infanta Cristina acompañada de sus hijos no ha dejado para nada indiferente al que un día fue apartado de los actos oficiales de la Casa del Rey por su escándalo de corrupción del llamado Caso Nóos.

Aprovechando su estancia en España, la hija pequeña de Don Juan Carlos y Doña Sofía, se acercó hasta la prisión en donde permanece Urdangarin para hacerle una visita a su marido en compañía de dos de sus hijos…

Ha sido toda una sorpresa para Iñaki Urdangarin, el cual ya casi ni se nombra en los medios y parecía estar cayendo en el olvido por parte de sus familiares.

Según las informaciones de una conocida revista, el ex balonmanista español recibía una especial visita este 26 de agosto y que le ha hecho sentir muy feliz.

Su esposa Cristina e hijos aprovechando su estancia en la capital de España a causa de la delicada operación de corazón de Don Juan Carlos en la clínica Quirón de Madrid, se acercó hasta la prisión de Ávila donde se encuentra Iñaki, junto con Miguel e Irene para visitar a su padre.

No existe fotografías de su discreta visita a la cárcel de Brieva, pero los tres familiares se reunieron en un Vis a Vis que duró alrededor de hora y media. Después de la visita, regresaron a Zarzuela.

La visita de su primogénito, Juan

Sería dos días más tarde cuando se acercaba hasta Ávila su hijo mayor, Juan, el cuál viajó en solitario para visitar a su padre quien se llevó otra grata sorpresa al verlo, ya que no esperaba más visitas. Ambos mantuvieron una conversación de aproximadamente unos 45 minutos.

Iñaki Urdangarin se reúne en la cárcel con dos personas misteriosas que le han alegrado la vida