Indignación en la Casa Real por una imagen de la Infanta Elena comunista

La infanta Elena luce un pendiente con la hoz y el martillo en un cartel de un festival de poesía

La imagen de la infanta Elena en un cartel de Vociferio, festival de poesía que comenzó ayer en Valencia y que finalizará el próximo día 16, ha generado una gran polémica y no ha gustado nada en la Casa Real.

En la controvertida imagen, que se puede ver en las paredes de las calles de la capital, la infanta Elena aparece en blanco y negro luciendo un pendiente con la hoz y el martillo, símbolo que es usado para representar al comunismo.

La polémica imagen esta representada en muchas esquinas de las calles ciudad del Turia. La organización de Vociferio diseñó este cartel para promocionar el festival que se celebrará hasta el domingo día 16 de junio.

Desde la página web de la organización explicaban que quieren expresar con la polémica imagen:

“Es un retrato realista de una figura que ha trascendido la política, propia de la cultura pop, como es la Infanta Doña Elena y un símbolo político que representa la ideología comunista para provocar una reflexión sobre si lo figurativo e icónico realmente puede generar una imagen explícita evidente”.

La iniciativa esta patrocinada por el Ayuntamiento que preside el miembro de Compromis, Joan Ribó, y la Comunidad Valenciana. En los últimos años distintos festivales artísticos han recurrido a personajes públicos y famosos para promocionar sus eventos. También a algún otro miembro de la Familia Real.

Son los casos de Belén Esteban en el Cáceres Pop Art Festival en 2010, el de la duquesa de Alba en el mismo festival al año siguiente o el de la Reina Sofía en una campaña publicitaria también polémica en 2012.

Indignación en la Casa Real por una imagen de la Infanta Elena comunista

La reina emérita denunció a la agencia de contactos Ashley Madison por atentar contra su honor y dignidad. A doña Sofía se le hizo un fotomontaje donde aparecía desnuda y sonriente abrazada a un joven.

El lanzamiento de esa campaña publicitaria coincidió con la publicación de la obra ‘La soledad de la reina’. El libro fue escrito por la periodista y escritora catalana Pilar Eyre.