La presentadora castellonense no puede evitar emocionarse al reencontrase con el personal medico que le salvó la vida

Desde que se decretase el Estado de Alarma y hasta que dieron comienzo las fases de desecalada en España, numerosos programas de televisión tuvieron que cerrar sus puertas por la pandemia del coronavirus.

Este es el caso del programa ‘Está Pasando’ que emite el canal autonómico madrileño Telemadrid, y que presenta la veterana periodista y presentadora castellonense de 61 años Inés Ballester.

Durante algo mas de tres meses el programa ha estado ausente de la parrilla del canal autonómico por la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, que terminó por contagiar también a la presentadora nacida en Burriana.

Tras permanecer ingresada durante 21 días en el el Hospital Universitario La Zarzuela, Inés lograba superar el coronavirus gracias al equipo médico que la trató durante esas duras y complicadas semanas.

El pasado lunes regresaba el programa ‘Está Pasando’ a Telemadrid. Lo hacía una vez más con Inés Ballester al frente, tras superar la enfermedad que azota desde hace unos meses al planeta.

Un emocionante reencuentro entre el equipo médico e Inés Ballester

Hacia el final del programa emitido el pasado lunes, la dirección del programa le había preparado una sorpresa a Inés. Lo hacían, tras realizar una conexión con el hospital donde estuvo tres semanas ingresada por el coronavirus.

En esa conexión Inés daba paso a una de las reporteras del programa, Estefanía Medina. Esta se encontraba delante del hospital citado, acompañada por el equipo médico que atendió a la presentadora cuando estuvo ingresada.

Muy emocionada y tras compartir unas divertidas anécdotas con la médico y las enfermeras que la atendieron, Inés Ballester les daba las gracias por salvarla: “Yo sabía que de ahí saldría porque confiaba en vosotras y sigo confiando”.

Hay que recordar que la propia Inés confesó tras superar la enfermedad, que para ella el Covid-19 fue aún más duro que luchar contra el cáncer de mamá que sufrió en su momento:  “para mí, el virus ha sido peor que el cáncer”.