La joven hija de Isabel Pantoja, Isa Pantoja, trata de seguir con su vida tras dejar atrás un año lleno de reproches y altibajos en el seno familiar

Isa Pantoja y Asraf Beno se embarcaban en una nueva aventura bastante prolífica para su economía familiar. Y es que su concurso en ‘La Casa Fuerte 2‘ les ha reportado grades beneficios que podrían haber ascendido a 50.000 euros por cabeza. Tras la salida de este concurso, Isa trataba de ponerse en contacto con su madre, pero no fue posible, por lo que decía desplazarse hasta Cantora para poder verla.

Fue allí donde, según sus propias palabras, tuvo que incluso saltar una valla para poder acceder al interior de la finca, pero cumplió su objetivo. Tras hablar con Isabel Pantoja y quedarse más tranquila, Isa se reencontraba con su hermano, Kiko Rivera, con el que ha formado una tándem inseparable.

El conflicto entre Isabel Pantoja y su hijo, Kiko Rivera, parece que ha tenido víctimas colaterales, como Chabelita, pero también los nietos de la tonadillera. Una vez más lo más pequeños son los que sufren el desapego de los adultos.

Isa Pantoja encuentran refugio en su familia y en su gata, Elsa

Para arreciar la tormenta que han provocado su hermano y su madre, Chabelita se ha refugiado estos días en su familia más cercana, su pareja, Asraf Beno, y su hijo Albertito. Pero sin lugar a dudas el miembro de la familia que más la relaja sólo por el hecho de estar en su compañía, es Elsa, su gata adoptada que tantas alegrías le ha dado.

Fue el pasado mes de agosto y tras crear una enorme incertidumbre, cuando Asraf e Isa decidían ampliar su familia con un felino adoptado. Ahora no pueden estar más contentos con ella, hasta le hacen juguetes caseros para que Elsa se entretenga. Lo dicho, si pones un animal en tu vida, sobre todo si es adoptado, no sólo le harás felices a ellos, sino que tú saldrás ganando en bienestar.