Isabel Pantoja se derrumba en el juicio de Kiko Rivera, su hijo, contra Agustín Pantoja, su hermano

La famosa tonadillera tuvo que acudir a los juzgados en calidad de testigo, en el juicio que enfrenta a Kiko Rivera, su hijo, contra Agustín Pantoja, su hermano

Isabel Pantoja no está pasando por uno de los menores momentos de su vida. El enfrentamiento con su hijo, Kiko Rivera, la ha puesto en una verdadera encrucijada a la hora de elegir entre su hijo y su hermano, Agustin Pantoja, quien siempre se ha mantenido al lado de su hermana.

La folclórica se ha convertido en la pieza clave en este juicio que inició Kiko Rivera, al demandar a su tío por supuestos delitos de apropiación indebida, estafa y administración desleal. 

La intérprete de ‘marinero de luces’, llegaba los juzgados de Chiclana de la Frontera (Cádiz), con el rostro muy serio y sin dar declaraciones del brazo de su hermano, Agustín Pantoja, dejando muy claro que en esta guerra iniciada por el DJ, se posiciona claramente con su hermano. Un gesto implacable que evidencia una imposible reconciliación entre madre e hijo.

Isabel Pantoja sufre un ataque de ansiedad antes de declarar como testigo

La famosa cantante, al entrar en los Juzgados de Cádiz, sufría un ataque de ansiedad. Así lo narra una funcionaria en el programa ‘Ya es mediodía’, quien tuvo que abrirle la puerta de la salida de los detenidos para que pudieran salir evitando la prensa. Al parecer, Isabel sufrió un aquí ese ansiedad y “no paraba de llorar” comentaba la funcionaria.

La periodista Marta Riesco en ‘El Programa del verano‘, ya adelantaba este trato a favor hacia Isabel Pantoja, ya que tras sus súplicas a los funcionarios, los dejaba salir sin ser vistos por esta puerta reservada para las personas que han sido detenidas: “La única salida del juzgado que no fuese la puerta principal es la salida de detenido (…) le han dejado salir por la puerta de detenidos) aseguraba la periodista.