Isabel Rábago revive la pesadilla que sufrió por culpa de un acosador

Isabel Rábago habló de la pesadilla que tuvo que sufrir tras los ataques verbales de un acosador

Ha sido en ‘Viva la Vida’, programa donde colabora la periodista Isabel Rábago, donde ha querido sincerarse sobre lo que tuvo que pasar antes de ver entre rejas a su acosador. Ha sido un año muy complicado para la periodista gallega, pero por fin puede cerrar este capítulo en su vida con una sentencia en firme contra la persona que hizo tambalear su estabilidad mental: “Me dio muchísima alegría

El acosador de Isabel ha sido condenado por un delito de amenazas leves, pero al parecer ya se encontraba cumpliendo pena de cárcel por otros delitos que había cometido anteriormente: “Este personaje estaba en prisión desde hace varios meses. Me puse ahí más nerviosa que si hubiera estado fuera. Si la gente supiera por lo que ha estado en prisión antes y por lo que está ahora, se me entendería un poco más”

A pesar de estar encarcelado, el condenado quiso estar presente en la sala cuando Isabel acudía a declarar ante el juez, pero le denegaron esta petición, para alivio de la colaboradora de television. Pero tuvo que escuchar como testificada su acosador desde la prisión, cosa que se convirtió en una auténtica pesadilla.

Isabel Rábago anima a denunciar a las personas que nos amenace en redes sociales

“Hay que denunciar” recalcaba Isabel, mientras aseguraba que no sabe quien se puede esconder detrás de un perfil en redes. Quiso explicar porque lo condenaron solo por amenazas leves cuando éste profirió frases como: “Te voy a machacar la cabeza», “Voy a ir a Mediaset y te vas a acordar de mí toda la puta vida”, “Voy a por ti, zorra”.

Según Rábago, al no haber tenido contacto directo con ella, tan sólo a través de internet, el juez estimó que se trataba de un delito de amenazas leves. Aún así, la periodista nacida en Ferrol animaba a las personas que se sientan intimidadas en redes sociales por otros internautas, a que denuncien: “Nadie puede controlar nuestra vida. Lo que es delito en la calle es delito en las redes”