Jaime de Marichalar reaparece para defender a Victoria Federica, su hija

Jaime de Marichalar ha reaparecido en los medios para defender a su hija, Victoria Federica, de los periodistas en plena noche madrileña

Victoria Federica ya tiene quien la defienda, aunque ella se base solita ante los periodistas. Lo cierto es que a su padre, Jaime de Marichalar, sí que lo hemos visto en varias ocasiones con su hija en evento deportivos y algún que otro momento determinado, pero desde que se declarara la pandemia han sido pocas las veces que le hemos podido ver en público.

Su hija se encuentra en boca de todos tras los altercados que ha protagonizado en los últimos meses A Victoria Federica, hija de la Infanta Elena y de Jaime de Marichalar, la hemos podido ver en locales de ocio nocturno, junto a su inseparable novio, el DJ Jorge Bárcenas, y su séquito de íntimos que forman parte de la pandilla de ‘Vic’.

En una de esas ocasiones, hace tan solo unas semanas, el local donde el joven DJ ‘pinchaba’ tuvo que ser desalojado por la policía porque ya se había cumplido la hora de cierre, y también el  toque de queda para estar en las calles, por los que tanto la sobrina del rey Felipe VI como sus amigos, tuvieron que dejar el local y marcharse a sus casas.

Jaime de Marichalar reaparece para defender a Victoria Federica, su hija

Jaime de Marichalar y Victoria Federica, una velada nocturna en Madrid

Por este motivo y por la polémica situación del rey emérito Don Juan Carlos con las tarjetas Black, la joven ha sido increpada en público, llamándola incluso “ladrona”. Lo cierto es que Victoria Federica siempre que últimamente es noticia, lo es por saltarse las restricciones del coronavirus en sus salidas nocturnas.

Imágenes: Europa Press

La joven acudía a cenar con su padre en un famoso restaurante de moda de la capital madrileña, y fui aquí cuando Jaime de Marichalar, se ha encarado con los periodistas que aguardaban a las puertas del recinto. La hermana de Froilán salía corriendo para meterse en un coche sin ni siquiera mirar a los periodistas, mientras que su padre optaba por marcharse caminando.

Los compañeros de los medios le hicieron varias preguntas incómodas sobre la situación de quien un día fue su suegro, Don Juan Carlos y también de las salidas de tono de Victoria Federica. Como era de esperar, Jaime sacó todo su genio a relucir, y se encaró con los periodistas mientras decía: “No voy a decir nada”, visiblemente nervioso y excitado.

Imágenes: Europa Press